CÓMO MANTENER LOS OJOS SANOS A CUALQUIER EDAD



Hay determinadas dolencias oculares que suelen aparecer a medida que vamos envejeciendo. Para evitarlas, es necesario estar atentos a sus síntomas y ponerles remedio lo antes posible.

No debemos subestimar esas pequeñas molestias o problemas de visión que podemos notar en un momento dado. Además de afectar nuestra calidad de vida, pueden estar revelándonos un problema ocular que vale la pena detectar.

OJO SECO
Los ojos producen unas 400 gotas de lágrima a diario. Hay, sin embargo, una serie de factores que pueden reducir esta cantidad, como pasar demasiadas horas ante el ordenador, determinados fármacos y cosméticos, agentes atmosféricos como el viento, el sol, etc., o la degeneración de las glándulas lagrimales propia de la edad (es un trastorno común en la menopausia).
Síntomas
Produce enrojecimiento y la sensación de tener arenilla en los ojos. También es habitual levantarse por la mañana con los ojos pegados.
Qué hacer
Para mejorar los síntomas, se aconseja colocar un humidificador en casa y utilizar las denominadas “lágrimas artificiales”, unas gotas oculares que lubrican los ojos. Para aumentar el líquido lagrimal, se pueden masajear los ojos con los párpados cerrados. También son útiles los lavados oculares o aplicar compresas tibias. Los casos más graves pueden requerir cirugía.
Ayuda nutricional
Los complementos nutricionales ricos en ácidos grasos omega3 ayudan a lubricar el ojo.

CATARATAS
Las cataratas es la pérdida de transparencia del cristalino, la lente que tenemos detrás de la pupila y que nos permite enfocar los objetos. Es un trastorno que afecta aproximadamente al 60% de las personas de la tercera edad.
Síntomas
Esta alteración produce la disminución de la visión de forma lenta y progresiva. La sensación es de tener la vista nublada y desenfocada que se acrecienta, por ejemplo, en ambiente oscuros con focos de luz o con luz solar intensa.

CONJUNTIVITIS
La conjuntivitis es la inflamación de la conjuntiva, una membrana muy fina y transparente que recubre el interior de los párpados y la parte blanca del glóbulo ocular. Puede producirse como consecuencia de varias causas:
- Contacto con sustancias irritantes (humo del tabaco, cloro de la piscina, maquillaje, etc.).
- Reacciones alérgicas.
- Infecciones por virus o bacterias.
Síntomas
Los más frecuentes son enrojecimiento de los ojos e inflamación de los párpados, sensación de escozor y picor (como si se tuviera arenilla en el interior), ojos llorosos, sensibilidad a la luz y secreción de un líquido seroso.

DEGENERACIÓN MACULAR
Aparece cuando se daña el área que rodea los vasos sanguíneos que irrigan la mácula, la zona de la retina que permite una visión más nítida y detallada. Puede ser seca (cuando los vasos sanguíneos se vuelven delgados y frágiles) o húmeda (los vasos sanguíneos se rompen y crecen nuevos vasos anormales). El tabaquismo, la edad avanzada, los antecedentes familiares, los niveles altos de colesterol perjudicial y la hipertensión arterial son factores que aumentan el riesgo de sufrirla.
Síntomas
En un primer momento, es posible que no se noten molestias pero, a medida que la enfermedad avanza, se pierde progresivamente la visión central, que se vuelve borrosa, y se deforman las imágenes.
Qué hacer
Tampoco en el caso hay ningún tratamiento eficaz, aunque hay métodos que permiten retrasar su evolución. Cuando se trata de la DMAE seca, la más habitual, es recurrir a determinados suplementos nutricionales. En el caso de la húmeda (la menos frecuente y la más agresiva), se puede recurrir a la cirugía láser o al uso de fármacos inyectados directamente en el ojo.
Ayuda nutricional
Como en todas las enfermedades degenerativas, es conveniente aumentar la ingesta de suplementos nutricionales ricos en antioxidantes.

GLAUCOMA
Tiene lugar cuando la presión del fluido que hay dentro del ojo es excesiva. Es una dolencia grave que, si no se trata a tiempo, puede afectar el nervio óptico, ocasionando pérdida de la visión.
Síntomas
Al principio, es común que no cause síntomas. Por esta razón, se recomienda realizar exámenes regulares para detectarla. Cuando está avanzada, pueden producirse señales como pérdida de visión lateral o periférica, vista borrosa, visión de halos, dolor en los ojos, cefalea, etc.
Qué hacer
En principio, es una enfermedad que no tiene cura, aunque es posible retrasar o detener temporalmente su evolución reduciendo la presión articular con medicación o cirugía. La operación puede realizarse con láser.
Ayuda nutricional
Se recomienda aumentar el consumo de suplementos nutricionales ricos en flavonoides.

QUISTES EN LOS OJOS
Se trata de abultamientos que aparecen en el párpado causados por la obstrucción de los conductos de las glándulas sebáceas que hay en su interior. Afecta sobre todo a personas que sufren acné y dermatitis seborreica.
Síntomas
Aparece una hinchazón en el borde del párpado que aumenta de tamaño de forma gradual. Al presionar la córnea, puede causar problemas visuales.
Qué hacer
Si el quiste no desaparece de forma espontánea, puede intentarse desobstruir la glándula aplicando gasas empapadas en agua caliente. Para aliviar las molestias, el médico recetará pomadas oculares antibióticas o con corticoides. En el caso de que los quistes no desaparezcan con el tiempo, puede estar indicado realizar una operación para drenarlos.

ORZUELOS
Se trata de una infección que afecta las glándulas que se encuentran en el párpado, justo donde nacen las pestañas.
Síntomas
Aparece un abultamiento en el borde del párpado que causa dolor y sensación de pesadez. En ocasiones, el abultamiento se rompe y aparece pus.
Qué hacer
Por regla general, los orzuelos desaparecen de forma espontánea. Si las molestias se prolongan, el médico recetará un colirio antibiótico. Para facilitar la salida de pus, puede ser útil aplicar sobre el orzuelo una gasa embebida en agua caliente.

CONSEJOS PARA MANTENER LOS OJOS SANOS
Para mantener la vista en buenas condiciones, es conveniente seguir estas pautas:
  • No fumar. El tabaco aumenta el riesgo de sufrir numerosos problemas visuales, como la degeneración macular.
  • Cuidar la salud. También es necesario someterse a chequeos para controlar los niveles de colesterol, la hipertensión
  • Ojo con el sobrepeso. Pesar más de lo normal aumenta el riesgo de padecer diabetes y otras enfermedades que pueden causar pérdida de visión (enfermedad diabética del ojo, glaucoma…).
  • Lávate las manos con frecuencia. Es uno de los principales vehículos de transmisión de virus y bacterias. Tanto si estás aquejado de alguna dolencia ocular como si no,  mantener las manos limpias y evitar tocarte los ojos te ayudará a ahorrarte molestias.
  • No compartas objetos personales. Maquillaje de ojos, toallas...para evitar infecciones es mejor que todo ello se use de forma individual.
  • Cuida tus lentes de contacto. Es muy importante mantener la higiene adecuada suministrándoles los cuidados necesarios. Si tienes alguna molestia ocular, deja de usarlas durante algún tiempo y acude al médico.
  • Proteger los ojos. Cuando nos expongamos al sol, es conveniente utilizar gafas con filtro de protección ultravioleta. La radiación solar es una agresión para tus ojos, incluso en invierno. Cuando sea intensa, protégete con unas gafas de sol con cristales homologados.
  • Reduce la fatiga ocular. Si te ves obligado/a a forzar la vista durante varias horas, procurar descansar cada 20 minutos (por ejemplo, retirando la vista del ordenador) durante unos segundos y trata de mirar un punto que esté a lo lejos (puedes mirar a través de la ventana).
NUTRIENTES PARA TENER BUENA VISTA




Forever Vision® es un complemento alimenticio que contiene cinco categorías de nutrientes que le aportan una mayor efectividad al producto:
  • CAROTENOIDES, incluyen la luteína, B-Caroteno, Zeaxantína y Astaxantina. Pigmentos vegetales que suministran protección antioxidante, muy beneficiosa para nuestros ojos.
    • La Luteína ayuda a proteger la retina de las radiaciones ultravioleta del sol. Este carotenoide, se acumula pigmentando el punto de la retina llamada mácula, en el cual la percepción visual es más aguda. Nuestro organismo no sintetiza luteína y depende de fuentes dietéticas y de los uso de complementos, para poder garantizar su aporte. La conservación de este pigmento impide la formación de muchas enfermedades, entre ellas las carnosidades oculares, la degeneración macular o pérdida de la visión, y defiende la vista contra las cataratas.
    • La Zeaxantina resulta eficaz para proteger la retina de las radiaciones ultravioletas del sol. Aparece de forma natural en la retina (en el centro de la mácula), junto con la luteína, con la finalidad vista anteriormente.
    • La Astaxantina es también muy eficaz contra los efectos dañinos de la luz solar protegiendo los ojos de cataratas, degeneración macular y ceguera. Proporciona protección antioxidante y antiinflamatoria para los ojos. Su estructura celular única le permite seguir siendo activo mucho más tiempo que la mayoría de antioxidantes.
    • B-Caroteno. El beta-caroteno es convertido a vitamina A, un nutriente esencial. Tiene actividad antioxidante, lo que ayuda a proteger a las células para que no sufran daño. La ingesta diaria de betacaroteno junto con vitamina C, vitamina E y cinc parece ayudar a prevenir la pérdida de visión y detener el empeoramiento de la DMRE (Degeneración macular relacionada con la edad) en casos avanzados. La ingesta de betacaroteno parece reducir el riesgo de ceguera nocturna durante el embarazo en mujeres desnutridas.
  • ANTOCIANINAS y RESVERATROL extraídos del arándano, protegen los tejidos delicados y capilares del ojo contra el daño causado por la oxidación como resultado del estrés. El arándano contribuye a reforzar la visión y mejorar la circulación sanguínea ocular.
  • VITAMINAS, incluyendo vitaminas C, A y E, ayudan a mantener los tejidos del ojo elásticos y flexibles.
    • La vitamina A es importante para el proceso de la visión, en particular para la visión crepuscular. Representa una buena ayuda para conservar una buena potencia visual durante el día y la noche. Forma parte de los pigmentos visuales y, por esa razón, se requiere para que las células de la retina respondan a los estímulos luminosos.
    • La vitamina E combate el proceso de oxidación del organismo, frenando dolencias oculares relacionadas con la edad como la degeneración macular.
    • La vitamina C es un excelente antioxidante, y por esta razón muy efectiva para reducir el riesgo de cataratas. Una alimentación deficiente en vitamina C facilita la aparición de trastornos de la retina y el cristalino como las cataratas sin contar que esta vitamina protege los ojos de la radiación ultravioleta. Junto con la vitamina E desarrolla un efecto extremadamente eficaz. En la actualidad se viene estudiando si la falta de vitamina C tiene incidencia con la aparición de la degeneración de mácula asociada a la edad.
  • MINERALES , como el zinc y el cobre, forman el núcleo de antioxidantes producidos dentro del mismo ojo.
  • AMINOÁCIDOS, suministran al ojo los componentes básicos para la fabricación de peróxidos de glutation, un poderoso devorador de radicales libres.

La función principal de Forever Vision es la protección antioxidante. Los ojos sanos contienen niveles de antioxidantes veinte veces más altos que en otros tejidos del cuerpo. Estas concentraciones a menudo sufren debido a nuestros malos hábitos alimenticios.

Dos comprimidos al día de Forever Vision® son una forma fácil de cuidar tus ojos para el futuro:
 
Auxilia la visión normal.
Mejora la circulación sanguínea ocular.
Protege la retina.
Corrige la pérdida de pigmento en el iris.
Mejora la visión nocturna.
Reduce el riesgo de cataratas.
Previene la degeneración macular asociada a la edad.
 
¡PRUÉBALO HOY MISMO!
 

 
Forever Vision

  Complemento nutricional para el mantenimiento de la visión. 60 comprimidos
22,05 €
    DISPONIBLE TAMBIÉN EN: