CÓMO PREVENIR Y TRATAR NATURALMENTE LAS CATARATAS



Las cataratas es un trastorno ocular que, generalmente, aparece con la edad y que se caracteriza por la disminución progresiva de la visión. Descubre cómo prevenirlas o retrasar su avance.

Las cataratas aparecen, en la mayoría de casos, como consecuencia del envejecimiento. Aunque pueden empezar a sufrirse a partir de los 60 años, el porcentaje aumenta cuando se llega a los 70, con una incidencia del 71%.

POR QUÉ OCURRE?
Los lentes del interior del ojo trabajan de una forma muy similar a los de una cámara fotográfica, enfocando la luz en la retina para obtener una visión nítida. También ajustan el foco del ojo, permitiéndonos ver en forma nítida tanto los objetos lejanos como los cercanos.

El cristalino se compone en su mayoría de agua y proteínas. Las proteínas se encuentran ordenadas de forma muy precisa y mantienen el cristalino libre de irregularidades, permitiendo el pasaje de la luz a través.

Con la edad, algunas de las proteínas pueden comenzar a formar cúmulos de modo que se nubla una pequeña área del cristalino. A esto se le conoce como catarata, y con el paso del tiempo, puede crecer y nublar más zonas del cristalino, dificultando cada vez más la visión.

Tipos de Cataratas
La catarata más frecuente es la catarata senil, que aparece habitualmente entre los 65 a los 70 años. Pero este dato no es totalmente preciso, ya que pueden existir personas que las desarrollen a una edad más temprana, en torno a los 55 años, e incluso puede haber gente que no las sufra hasta los 80.

Según el Instituto Nacional del Ojo de Estados Unidos existen además otros tipos de cataratas:
  • Catarata secundaria: son aquellas que aparecen tras una cirugía por otro problema de ojos, como un glaucoma.
  • Catarata traumática: aparecen después de haber sufrido un golpe en el ojo.
  • Catarata congénita: se trata de las cataratas que aparecen al nacer o poco después. En muchos casos, no afectan a la visión debido a su pequeño tamaño.
  • Catarata por radiación
Síntomas
Poco a poco, a medida que las cataratas progresan, se puede tener síntomas tales como:
  • Visión borrosa o nublada, indolora
  • Mayor dificultad para ver de noche o con poca luz
  • Sensibilidad a la luz y al resplandor
  • Presencia de halos alrededor de las luces
  • Colores desvanecidos o amarillentos
  • La necesidad de usar una luz más clara para la lectura y otras actividades
  • Cambios frecuentes en la prescripción de anteojos o lentes de contacto
  • Doble visión en un ojo
¿Qué causa las cataratas?
No se sabe con certeza por qué el cristalino del ojo cambia con la edad, formando las cataratas. Sin embargo, investigadores de todo el mundo han logrado identificar factores que posiblemente causen las cataratas o que tengan cierta asociación con el desarrollo de las mismas. Además de la edad avanzada, los factores de riesgo para la aparición de cataratas son:
  • Rayos ultravioletas solares o de otras fuentes sin utilizar gafas adecuadas
  • Rubeola durante los primeros meses de embarazo pueden producir cataratas congénitas en el bebé
  • Diabetes
  • Hipertensión
  • Obesidad
  • Tabaquismo
  • Uso prolongado de medicación con corticoides
  • Medicación con componentes de estatina para la reducción del colesterol
  • Antecedentes de inflamación o lesión ocular
  • Antecedentes de cirugía ocular
  • Terapia de reemplazo hormonal
  • Consumo significativo de alcohol
  • Miopía alta
  • Antecedentes familiares
  • Alimentación inadecuada de frutas y verduras ricas en antioxidantes son la causa de la aparición de los radicales libres, para los cuales la visión es uno de los órganos más sensibles y de los más afectados provocando cambios oxidativos en el cristalino.
Cómo detectarlas?
Ante los primeros síntomas, el oftalmólogo realizará un examen visual que consiste en leer un diagrama. A continuación, y después de agrandar las pupilas aplicando unas gotas, se examinará el fondo del ojo.

CUÁNDO OPERAR?
La decisión de operar la tiene que tomar el propio afectado. En el momento en el que considere que la pérdida de visión afecta a su calidad de vida y le impide realizar sus actividades habituales, es aconsejable someterse a la operación.

En qué consiste?
La operación de cataratas se realiza actualmente con la técnica de facoemulsificación, una cirugía miniinvasiva que soluciona el problema con una agresión mínima para el ojo.

La operación consiste en extraer el cristalino afectado por cataratas y sustituirlo por una lente artificial. Todo ello se realiza con las últimas técnicas quirúrgicas en oftalmología. Para proceder a la extracción del cristalino con cataratas, primero es fragmentado por ultrasonidos y después aspirado.

Esta técnica se realiza a través de una microincisión que tradicionalmente es de 3 mm, pero que en la actualidad se puede hacer con un corte de entre 1,2 y 1,4 mm. A continuación se introduce, a través de la incisión, el cristalino artificial.

La cirugía de cataratas no requiere ingreso y la recuperación tras la operación es prácticamente inmediata. La anestesia es local (con gotas oculares).

Ventajas de la minicirugía
La facoemulsificación tiene muchas ventajas respecto a otras técnicas quirúrgicas, al reducir el tamaño de la incisión se consigue que los pacientes se recuperen más rápido y vean mejor. La precisión de cálculo de la visión posoperatoria es cada vez mayor, por lo que se permite no depender tanto de las gafas. También se reduce el riesgo de infección.

Resultados
La cirugia de cataratas es una cirugía definitiva, una vez se ha operado de cataratas, el resultado es permanente. En algunos casos, sin embargo, el resultado óptico no es satisfactorio al 100%, es entonces cuando el láser entra en juego. En un pequeño porcentaje de casos, residuos de células que puedan haber quedado pueden multiplicarse y volver a crecer. Cuando esto ocurre, meses o años después de la operación, se corrige eficazmente con láser.

CÓMO PREVENIR Y TRATAR LAS CATARATAS?
Los siguientes consejos pueden ayudar a prevenir la aparición o lentificar el proceso de las cataratas:
  • Proteger la vista con unas gafas adecuadas cuando se realicen largas exposiciones al sol o si se toman baños en una cabina de bronceado. Es muy importante utilizar gafas de sol con el factor de protección adecuado en actividades de montaña, como senderismo, esquí, tracking, etc., donde la radiación solar es muy fuerte. Igualmente si se está en la playa una buenas gafas de sol ayudan a proteger los ojos de los rayos ultravioletas, especialmente si estamos tumbados con la cabeza dirigida hacia el cielo para broncearnos.
  • Evitar utilizar gafas de sol de mala calidad (que no tienen filtros solares)
  • Evitar mirar directamente al sol, o evitar que sus reflejos incidan directamente en los ojos.
  • Leer con suficiente luz.
  • Evitar la exposición excesiva a las pantallas.
  • Evitar las cabinas de bronceado, ya que intensifican el riesgo de cataratas debido a que usan radiaciones UVA en lugar de los menos dañinos rayos UVB
  • Evitar el estrés y realizar técnicas de relajación ocular, esto se realiza durante una media hora observando una planta, una hoja verde, un paisaje verde y armonioso en un estado interior sereno.
  • No fumar. Las personas que fuman tienen mayor incidencia de cataratas y las desarrolla diez años antes, en promedio, que la gente que no fuma.
  • Controlar la diabetes y la hipertensión arterial.
  • Examinar los ojos. Hacer un examen inicial de los ojos a los 40 años, o si se tiene síntomas o está en riesgo de desarrollar la enfermedad. Ya que el riesgo de desarrollar cataratas y otras enfermedades oculares aumenta con la edad, se debe consultar al oftalmólogo anualmente de los 65 años de edad en adelante. Un examen ocular completo ayudará a descartar cualquier otra condición que pueda estar causando una visión borrosa u otros problemas de los ojos. Una detección temprana son fundamentales para preservar la vista.
  • Mantener una alimentación adecuada. Una dieta para la vista es aquella que sirve para ayudar a prevenir la aparición de algunas enfermedades de la visión o que mejora los trastornos que le afectan. La salud de los ojos depende mucho de la alimentación. Una alimentación rica en alimentos naturales puede proporcionar los nutrientes necesarios para tener una buena vista:
    • Vitaminas del grupo B: ayudan a conservar una buena salud ocular y previenen la aparición de enfermedades. El ácido fólico, la piroxidina y la vitamina B12 son componentes relacionados con la prevención de la degeneración macular (pérdida de visión). Los alimentos ricos en estas vitaminas son: las legumbres, los cereales integrales, los frutos secos.
    • Vitamina A: Es necesaria para una buena visión. Su deficiencia puede incluso provocar ceguera. La vitamina A está presente en los huevos, zanahorias, espinacas, la borraja, los espárragos, la verdolaga, el boniato, o los suplementos de polen de abeja.
    • Vitamina E: Protege las membranas celulares de la oxidación mediante la protección de sus ácidos grasos. Una falta de esta vitamina parece ser que produce cambios degenerativos en las células de algunos tejidos. En este sentido previene la aparición de las cataratas al neutralizar la acción de los radicales libres. Los alimentos ricos en esta vitamina son las nueces o las semillas de girasol.
    • Vitamina C: Es necesaria para la absorción de la vitamina A y E, así como para fabricar colágeno, una fibra presente en el ojo. El vítreo o humor vítreo, ocupa el 80% de líquido del ojo, está formado por colágeno, ácido hialurónico y agua. Entre los principales alimentos ricos en vitamina C tenemos: los pimientos, la acerola, el escaramujo, los cítricos, Kiwis, arándanos, etc.
    • Antocianidinas: La labor de estos flavonoides se centra especialmente en la reparación de las células nerviosas de la retina, en el aumento del caudal sanguíneo, lo que aporta mayores nutrientes al ojo; en la protección del colágeno, y en la conservación y mayor rapidez en la producción de rodopsina, una proteína de los bastones de la retina encargada de captar la luz. Los alimentos ricos en antocianinas son: los arándanos, las zarzamoras, las frambuesas, las cerezas, las ciruelas, las manzanas, las berenjenas, la col morada, etc.
    • Zinc: Es un mineral antioxidante que protege frente a los daños ocasionados por los radicales libres en los ojos. Los alimentos ricos en zinc son: las lentejas, garbanzos, soja, frutos secos y semillas en general (calabaza, girasol, sésamo, etc.)
    • Ácidos grasos esenciales: Son las grasas del grupo Omega 3 y 6. Este tipo de grasas previenen contra la degeneración macular y ayuda a la formación de la vitamina A a partir de los carotenos. El Omega 3 es muy recomendable para mejorar la visión porque este componente se encuentra en gran concentración dentro de los ojos y sistema nervioso. En concreto, dentro de los ojos se encuentra un tipo de Omega 3 llamado DHA. El Omega 3 DHA se encuentra en abundancia en el pescado azul, semillas de lino, o chía o sus aceites. Según diversos estudios, consumir atún una vez por semana reduce el riesgo de cataratas hasta un 12%.
  • Eliminar de nuestra dieta las bebidas azucaradas y en general azúcares, debilita y degenera el sistema nervioso. Por idéntica razón, evitar el consumo de cafeína y alcohol.
  • Beber mucha agua. Las mucosas del ojo no deben deshidratarse, hemos de beber mucha agua, mínimo dos litros diarios. Por ello evitaremos también alimentos muy salados o condimentados.
  • Añadir a la dieta habitual complementos nutricionales, una serie de tratamientos naturales que pueden ayudar a prevenir la aparición de las cataratas.
    • Arándanos: Las bebidas o suplementos de arándano puede ayudar a detener las cataratas. Su poder antioxidante detiene la degeneración del cristalino y ayuda a los afectados de cataratas. 
    • Luteína y zeaxantina: Se ha comprobado que la ingestión de los suplementos alimentarios ricos en estos componentes decrece el riesgo de esta afección y la necesidad de cirugía en un 22%.
  • Remedios naturales:
    • Aloe Vera: aplicar diariamente dos o tres gotas del zumo de la pulpa del aloe vera diluida en agua destilada o hervida sobre cada ojo, 2 o 3 veces al día.
Forever Vision
Complemento nutricional para el mantenimiento de la vision. 60 comprimidos
22,05 €
Artic Sea
Ácidos Grasos Omega 3 con Ácido Oleico. 120 cápsulas de gelatina
30,94 €
 Aloe Activador
Loción líquida suave de Aloe Vera. 118 ml
13,26 €


¿Te ha sido útil este artículo? Compártelo con amigos, familiares, conocidos y cualquier persona en tus redes sociales favoritas. ¡Ayúdalos a sentirse mejor!