10 PREGUNTAS SOBRE LAS ARRUGAS


1.¿CÓMO NACEN LAS ARRUGAS?
La arruga se define como un pliegue que se forma en la piel, ordinariamente a causa de la edad. Con la edad, la acción de los radicales libres y la acción repetida de los músculos, así como la calidad de las fibras, disminuyen. Un desequilibrio aparece: las arrugas se instalan.

2.¿CÚALES SON LAS ZONAS MÁS SENSIBLES DEL ROSTRO?
El contorno de ojos: su gran fragilidad se explica por la fineza externa de sus tejidos, así como por un intenso trabajo muscular, que favorece la relajación cutánea: nuestros ojos parpadean unas 10.000 veces al día. Pueden aparecer signos prematuros de envejecimiento desde los 25 años.
El contorno de los labios: los labios se ven sometidos a una actividad vascular intensa. Se ven extremadamente solicitados y las arrugas de expresión pueden aparecer a partir de los 25-30 años.

3.¿QUÉ FACTORES INCIDEN EN SU APARICIÓN?
El envejecimiento intrínseco: El envejecimiento de la piel es un fenómeno inevitable ligado a tu patrimonio genético y a las modificaciones hormonales.
Factores exógenos: La piel está ligada a factores medioambientales (sol, polución...) y a comportamientos (alimentación, sueño, alcohol, tabaco...) que conllevan la producción de radicales libres, extremadamente nocivos. Es contra estos factores externos que la lucha se revela más eficaz.

4.¿EXISTE UNA ALIMENTACIÓN ANTIARRUGAS?
Las vitaminas: Las vitaminas E y C poseen una acción anti-UV; la vitamina A proporciona a la piel una bonita flexibilidad, aunque no está extensa de riesgos.
Los oligoelementos: ciertos metales (zinc, silicium, manganeso, cobre...) presentes en nuestro cuerpo son indispensables para mantener nuestras células en perfecto estado de salud. El selenio actúa sobre los radicales libres, el zinc participa en la lucha contra los rayos UV.
Los ácidos grasos esenciales: son de origen alimentario y necesarios para mantener el buen estado de la epidermis. El ácido linoleico contribuye especialmente a la flexibilidad de la piel, a la formación de la barrera cutánea y regula las reacciones inflamatorias y alérgicas.

5.¿CÚALES SON LOS PRINCIPALES SIGNOS DEL ENVEJECIMIENTO DE LA PIEL?
A partir de 20 años: La piel puede mostrar signos de deshidratación.
A partir de 20-30 años: La piel se deshidrata, su barrera protectora se fragiliza y la película hidro-lipídica se afina. Empiezan a aparecer arrugas, especialmente en el contorno de los ojos y en el triángulo que une la boca a la nariz.
A partir de 35 años: Las arrugas de expresión suelen estar ya instaladas.
A partir de 40-50 años: Las problemáticas cambian. Ahora de lo que se trata es de reabsorber los efectos de las modificaciones hormonales (sequedad cutánea, hundimiento de los tejidos).
A partir de 60 años: El hundimiento se intensifica, la piel pierde flexibilidad y resplandor. Las arrugas del entrecejo y en el triángulo que une la nariz y la boca aumentan.

6.¿TODAS LAS PIELES SON IGUALES FRENTE A LAS ARRUGAS?
No. El envejecimiento cutáneo es programado por tu código genético. Las pieles asiáticas son más espesas que las pieles indo-europeas y menos vulnerables a las arrugas. Tu modo de vida incide también en el estado de tu piel.

7.¿CÚALES SON LOS ACTIVOS ANTI-EDAD MÁS EFICACES?
Las moléculas más utilizadas en cosmética son:
La vitamina A o Retinol es conocido por sus efectos protectores e luminosos.
Los activos hidratantes y nutritivos frenan la deshidratación y reconstruyen la base intercelular.
Los AHA o ácidos de frutas: tienen una acción exfoliante e hidratante.
Los anti-radicales: luchan contra la acción de los radicales libres, especialmente nocivos.

8. ¿CÚALES SON TUS RECOMENDACIONES?
La reparación de la piel arrugada es mucho más difícil que su prevención.
Favorece un riego sanguíneo correcto y permanece evitando las situaciones que obstruyen las arterias. Evita fumar, las comidas ricas en grasas y la falta de ejercicio.
Favorece la oxigenación mediante ejercicio frecuente.
Realiza una ingesta proteica adecuada mediante judías secas, lentejas, nueces o soja.
No evites alimentos grasos, pero asegúrate de que están constituidos por grasas poliinsaturados y de origen vegetal.
Quizá la más importante es beber 1´5 –2 litros de agua como norma general e incrementando en un 50% en caso de tratamiento activo de problemas cutáneos.
La luz del sol es lesiva sólo si se toma en exceso, por lo que la exposición no debe contraindicarse sino sólo controlarse cuidadosamente.

9. ¿EL ALOE VERA ME PUEDE AYUDAR?
Si. Recientes investigaciones han probado la eficacia del aloe vera como coadyudante en los procesos regenerativos de los tejidos, dilata los capilares, estimula la cicatrización e hidrata los tejidos. Además es considerado un potente antiarrugas pues permite que la piel mantenga siempre un nivel óptimo de hidratación y elasticidad.
El aloe vera penetra en las 3 capas de la piel: epidermis, dermis e hipodermis, y expulsa sus bacterias y los depósitos de grasa que tapan los poros. Al mismo tiempo la acción de los nutrientes naturales, los minerales, las vitaminas, etc., estimulan la reproducción de nuevas células.