REUMATISMO NO ARTICULAR

El reumatismo no articular consiste en inflamaciones dolorosas que afectan a los músculos y a los nervios algunas veces.
El reumatismo no articular se agudiza por la acción del frío. La medicina alopática la cataloga de enfermedad no contagiosa producida por un agente microbiano desconocido. Pero de lo que no cabe duda es que el reumatismo está asociado a disfunciones del metabolismo, deficiente actividad glandular o nerviosa, estrés, mala alimentación, falta de ejercicio físico, focos infecciosos del organismo, etc.

REUMATISMO MUSCULAR AGUDO
Afecta a uno o varios músculos. Los más afectados son los de la espalda, cuello, región lumbar, pecho, cabeza y piernas. Los dolores son variables en duración e intensidad. A veces pueden impedir o dificultar los movimientos.
Reumatismo de los músculos de la cabeza: Afecta a los músculos del cráneo y a los de la cara. Los dolores se notan más al reír, masticar o presión. No debe confundirse con los dolores de cabeza y las neuralgias de la cara.
Reumatismo de los músculos del cuello y de la nuca (tortícolis): Este tipo de reuma hace que el sujeto incline la cabeza hacia el lado enfermo, debido a que le resulta doloroso mantenerla derecha. Dicho dolor puede llegar hasta el hombro. Aplica calor y si el dolor persiste considera la visita de un osteópata o quiropráctico.
Reumatismo de los músculos de la espalda y los hombros: Este tipo de reuma se manifiesta al querer levantar objetos pesados. Evita movimientos bruscos.
Reumatismo de la región lumbar (riñones): Lumbago: El dolor radica en la parte más baja de la espalda pero se extiende a las piernas. A veces se confunde con la ciática. El dolor de espalda bajo puede ser el resultado de una mala postura, sobreesfuerzo muscular, desviaciones estructurales, dolor irradiado de órganos pélvicos o abdominales, procesos patológicos de los huesos como osteoporosis, raras veces tuberculosis o incluso cáncer. Utiliza la aplicación de calor o frío (según lo que ofrezca alivio) y dedica un tiempo a la “posición neutral”: con la cabeza levantada sobre un listín telefónico (dos si son pequeñas) y cuatro cojines debajo de las rodillas. Los ejercicios de estiramiento suaves pueden proporcionar alivio. El masaje también puede proporcionar alivio, o incluso curación.
Reumatismo de los músculos de la cadera y de las piernas: Empiezan con pesadez y dolor de piernas. No debe confundirse con el dolor ciático, el andar suele hacer desaparecer los dolores, porque se favorece la circulación sanguínea, la cual arrastra las sustancias irritantes.

BURSITIS
Esta dolencia, que consiste en la inflamación de la bursa, o bolsa que contiene un líquido lubricante de los tejidos que rodean ciertas articulaciones. Se origina como consecuencia de una artritis, una infección, una lesión traumática o un esfuerzo físico excesivo. Afecta por lo general las articulaciones de las rodillas, los codos, los talones, las bases de los dedos gordos de los pies y los hombros. No es un trastorno grave, y lo normal es que desaparezca de forma espontánea al cabo de una o dos semanas de su aparición.
Recomendaciones: Sumerge el área inflamada en agua caliente y fría, 2 minutos en cada una durante 20 minutos. Repite el proceso 3 o 4 veces al día. Aplica un analgésico en crema. Deja en reposo la zona. Si persiste deberías de evaluarte por un osteópata para un tratamiento rápido y efectivo.

FIBROSITIS
Se trata de una inflamación del tejido fibroso del cuello, los hombros o el tronco, que se caracteriza por el dolor y la rigidez de estas partes. Por lo general, aparece después de cambios climatológicos, infecciones o traumas físicos o emocionales, y puede ser recidivante o bien crónica. Para su tratamiento son de utilidad los tranquilizantes o los sedantes, los relajantes musculares y las inyecciones intraarticulares de algún anestésico local.

FIBROMIOSITIS
Conjunto de trastornos que se manifiestan con rigidez y dolor muscular o articular e inflamación localizada. Entre los tipos que presenta esta enfermedad se incluyen el lumbago, la pleurodinia y el tortícolis.

Para visualizar otros tratamientos y recomendaciones te invito que visites nuestro apartado: Reumatismo.