CÓMO PUEDES AFINAR TUS CADERAS

Una de cada cuatro mujeres tiene las caderas anchas y, en comparación, la cintura y los hombros estrechos. ¿Te sientes identificada? Pues siguiendo este plan, que incluye recomendaciones dietéticas, consejos cosméticos y secretos, podrás lucir una figura más armoniosa y sensual.
MEJORAR LA DIETA
Aunque de forma natural el cuerpo de la mujer tiende a engordar de la cintura para abajo, evitando ciertos alimentos y bebidas, conseguirás bajar una talla sin esfuerzo.
Menos grasas. Las personas que tienden a acumular los Kilos en esta zona, en los glúteos y en los muslos, acostumbran a tener un intestino perezoso y a acusar problemas de circulación. Para mejorar la situación, elige las variantes integrales del pan, el arroz y las pastas, evita las grasas animales (embutidos, carne grasa, lácteos enteros, etc) y huye de las calorías vacías de los dulces y los refrescos.
Menos retención de líquidos. En especial si tienes celulitis, procura no abusar de la sal y bebe entre seis y ocho vasos de agua al día. También es importante que restrinjas todas las bebidas con cafeína y alcohol, dado que favorecen la retención de líquidos y la acumulación de toxinas en la mitad inferior del cuerpo.

COSMÉTICOS QUE AYUDAN A TENER UNAS CURVAS DE IMPACTO
Muy a menudo no hace falta modificar el peso, sino los centímetros que sobran en ciertas zonas conflictivas y aquí es donde entran en acción los cosméticos, con resultados cada vez más visibles a la vista y al tacto.
Primero, valora la situación. Si el espesor de la piel, al pellizcar la zona, supera los 2,5 cm, significa que hay un exceso de grasa, que puedes combatir con tus mejores armas.
Segundo, afina el contorno.

SECRETOS
Dicen los expertos que para que sean proporcionadas, el contorno de las caderas debe medir lo mismo que el del pecho y unos 30 cm más que la parte más estrecha de la cintura. ¿No es tu caso?. Ponte en marcha con estos ejercicios.
En el gimnasio. Para que tu figura se vea más proporcionada, nada mejor que la natación. Este deporte realza los hombros y el pecho, al mismo tiempo que quema la grasa sobrante acumulada en las cartucheras. En la sala de “fitness”, súbete al “step”, el mejor remodelador de las caderas y los glúteos, al remo y a la bici estática.
En casa. Imprescindible subir y bajar escaleras y hacer “sentadillas” (flexionar las rodillas como si fueses a sentarte en una silla imaginaria). Elevar tobilleras con pesas es otra fantástica forma de ejercitar los glúteos cuando estés sentada. Ejercitando hombros y brazos –limpiando cristales (se gastan 150 Kcal por hora) y pasando la escoba (165 Kcal por hora)- también conseguirás una silueta más equilibrada.
Con tu ropa. Te favorecerán los pantalones de pierna recta o de pata ancha, si los llevas con tacón. Intenta que no sean ni de tiro muy alto, ni muy bajo. Los tejidos con caída o elásticos son los que mejor se adaptan a tus formas. No dejes pasar de largo la moda de los “leggins”, que puedes llevar con camisas largas y botas de caña alta.
Las faldas en forma de trapecio te quedarán de fábula. Recuerda que tanto las cinturillas estrechas como los cinturones finos aportan esbeltez al conjunto.
Los vestidos entallados y de talle alto disimulan las caderas generosas. Si tienes muchas caderas y pocos hombros, elígelos con escotes amplios y gran caída.