ÁCIDOS GRASOS OMEGA 3

Los ácidos grasos Omega3 son ácidos grasos esenciales, necesarios durante la concepción, el embarazo, la infancia y, sin duda alguna, durante toda la vida.
¿QUÉ SON LOS ÁCIDOS GRASOS OMEGA 3?
Los ácidos grasos son los principales componentes de la mayoría de las grasas. Están formados por varios átomos de carbono, que se encuentran unidos unos a otros formando una cadena más o menos larga. La unión entre los carbonos puede ser única o doble. En el primer caso se denominan ácidos grasos saturados y, en el segundo, insaturados. Estos últimos, se llaman monoinsaturados cuando en toda la cadena sólo hay una unión doble y poliinsaturados si hay más de una. Los Omega 3 son una clase de poliinsaturados que reciben el nombre porque tienen una unión doble en el tercer carbono, contado desde el final de la cadena (omega es la última letra del alfabeto griego).

IMPORTANCIA
Hace unos 30 años, se observó que las enfermedades cardiovasculares eran muy poco frecuentes en los habitantes de Groenlandia, a pesar de que comían mucha cantidad de grasa, que casi siempre era de pescados y que, sobre todo, contenía ácidos grasos Omega 3. Diversos estudios han demostrado que el consumo de estos ácidos está asociado a importantes beneficios para la salud.

Así, dos raciones a la semana de pescados ricos en estas grasas disminuyen un 36% las muertes por enfermedades de las arterias coronarias y un 17% la mortalidad total. Hay gente, sin embargo, que nunca come pescado y menos aún de esta variedad. Estas personas se arriesgan a padecer una deficiencia de estos nutrientes esenciales cuyos síntomas pueden ser:
Piel seca y áspera, cabellos sin brillo y uñas quebradizas.
Tendencia a padecer alergias como eccema, asma y fiebre del heno.
Visión nocturna deficiente y sensibilidad a la luz brillante.
Falta de concentración y distraimiento.
Tendencia a la depresión y a los cambios de humor.

BENEFICIOS
Los ácidos grasos Omega 3 son eficaces para combatir las enfermedades cardiacas porque:
* Disminuye la coagulabilidad de la sangre (dificultando la obstrucción de las arterias).
* Reducen los niveles de triglicéridos en la sangre.
* Previenen las arritmias del corazón que podrían conducir a paradas cardíacas.
* Reducen la presión sanguínea.
* Reducen la formación de placas de arterioesclerosis.
Otro problema más importante, que remite cuando se aumenta la ingesta de ácidos grasos Omega 3 es la osteoartritis, ya que dichos ácidos grasos retrasan la debilidad del cartílago.
Al ser tan importantes para las funciones cerebrales, ayudan a prevenir el mal de Alzheimer y otros tipos de demencias.
Entre sus otros efectos se encuentran la reducción de la agudeza y frecuencia de los ataques de migraña.
Ayudan a estabilizar la anemia.
Posee efecto antiinflamatorio general.
Puede mejorar el asma.

¿DÓNDE SE ENCUENTRAN?
Sobre todo tienen mucha cantidad los pescados, especialmente los de aguas frías (salmón, anchoa, sardina, arenque, caballa, trucha, pez espada, atún). También se encuentran en la soja, las nueces y en el aceite de oliva.

INCONVENIENTES
Es posible que grandes cantidades de Omega 3 faciliten las hemorragias. Para evitarlas, no se deben sobrepasar los 3g. diarios.

CANTIDADES RECOMENDADAS
Las personas sanas deberían tomar de 300 a 500 mg. a la semana y las que padecen alguna enfermedad cardiovascular un gramo diario, pero los resultados no se observan hasta después de 3 meses. Para bajar los triglicéridos, son necesarios de 2 a 3 g. cada día. Si existe dificultad para ingerir las cantidades adecuadas con la comida, hay preparados farmacéuticos o complementos nutricionales con estos ácidos.