CÓMO MANTENER TUS BRAZOS FIRMES Y ATRACTIVOS


Para poder lucir unos brazos suaves y firmes, tan sólo tienes que seguir estas sencillas recomendaciones.
Los brazos son una de las partes que antes delata el paso del tiempo y la falta de cuidados.
Tono muscular. Al ser una zona que apenas se ejercita, los músculos de los brazos, sobre todo en su cara interna, tienen una gran tendencia a la flacidez.
Firmeza. La piel, además, es más fina y frágil que la del resto del cuerpo, por lo que no es extraño que sea ahí donde primero aparezca la flacidez. El sedentarismo y el paso del tiempo no hacen más que agravar la situación.
Hidratación. Otra de las consecuencias de la extrema fragilidad de la piel es su gran tendencia a la deshidratarse: codos resecos, imperfecciones, piel escamada…

LA MEJOR SOLUCIÓN: EJERCICIO
Afortunadamente, los músculos del brazo, al ser largos y finos, recuperan su firmeza a poco que trabajemos con ellos. Para que los ejercicios resulten efectivos, deben realizarse a diario.
En casa y en la calle. Si no tienes tiempo de hacer deporte ni acudir a un gimnasio, hay una serie de trucos que te ayudarán a mantener tus brazos firmes y en forma. Caminar es un buen ejercicio, siempre y cuando trates de mover los brazos de forma vigorosa mientras lo hagas. También puedes hacer pesas mientras ves la televisión, ya sea sujetando unas mancuernas (pesas de mano) o una botella de 1,5 l de agua.
Con pesas. Para realizar un entrenamiento más específico, puedes hacer ejercicios con mancuernas. A continuación, te detallamos los movimientos que mejor estimulan los brazos:
- De pie, con una pesa en cada mano, los brazos estirados y los codos pegados a la cintura, levanta los brazos hasta que las pesas toquen el hombro y vuelve a bajarlos. Repite ocho veces levantando los dos brazos a la vez y ocho más de forma alterna.
- En la misma posición, eleva los brazos lateralmente alineando los codos con los hombros. Repite 10 veces.
- Con los brazos en cruz y las pesas hacia arriba, dóblalos y vuélvelos a estirar 15 veces.
Deportes. También puedes practicar la natación, el aquagim, todos los deportes de raqueta (tenis, paddel, squash…), etc.

PIEL SUAVE Y FIRME
Aunque el ejercicio contribuye a tonificar la piel conseguir unos brazos perfectos es necesario buscar otro tipo de ayudas.
Cremas. Sustituye tu crema hidratante por un cosmético de acción reafirmante. Recuerda que el bronceado hace que parezcan más esbeltos, usa autobronceadores que puedes aplicar una vez al día como mínimo.
Exfoliación. Para retirar las células muertas, utiliza el guante de crin y las cremas exfoliantes únicamente en la cara externa y en los codos, nunca en la cara interna, ya que es mucho más frágil.
Agua fría. Durante la ducha, aplícate un chorro de agua bien fría en la cara interna de los brazos, la más propensa a la flacidez para reactivar la circulación.