TODOS LOS SECRETOS DEL PELO RIZADO

Sedosos, bien definidos, elásticos y...duraderos, así son los rizos ideales. El secreto de una bonita cabellera rizada es la hidratación. Sácale el máximo partido a tu melena utilizando los cosméticos adecuados.
1 EL PELO RIZADO REQUIERE MUCHO MIMO
El pelo rizado, tan sensual y femenino, es rebelde por naturaleza, en gran parte debido a que es el tipo de cabello más propenso a la sequedad. Protégelo con estos cuidados diarios:
Máxima hidratación. Las líneas capilares -champús, acondicionadores y mascarillas- especiales para cabellos rizados y el uso de productos de acabado con activos hidratantes, te ayudarán a dar mayor cuerpo al rizo al tiempo que mantendrán tu pelo bien nutrido.
Tus básicos. Para que tu melena brille y quede sedosa al tacto, una vez a la semana deja que el acondicionador actúe unos 10 minutos y aplícate una mascarilla cada 15 días como mínimo. Extiéndete estos productos haciendo especial hincapié en las puntas y en la parte frontal de la cabeza, la zona que más sufre la acción del sol y del viento y, por lo tanto, la que antes se reseca y encrespa.

2 UN TIPO DE RIZO PARA CADA OCASIÓN
Las mujeres de pelo rizado ya no tienen por qué conformarse con un único "look". ¿Buscas un resultado natural, unos rizos super definidos o un efecto mojado?
Rizos definidos. En el mercado, encontrarás cremas y espumas moldeadoras, así como productos activadores del rizo, especialmente ideados para crear desde unos rizos elásticos a unas favorecedoras ondulaciones. Tras aplicar una nuez de producto, enrolla los mechones con los dedos, apriétalos para que cojan forma y seca el cabello con la cabeza boca abajo y con el difusor al máximo. Para que el rizo quede más marcado, una vez seco, pásate las tenacillas de cerámica por las capas superiores. Si, por el contrario, tienes un rizo muy cerrado, alisa un poco la parte del contorno de la cara con un cepillo redondo y deja las puntas con un ondulado suave. Para bajar el volumen, va muy bien añadir un poco de mascarilla al producto moldeador.
Rizos ultramarcados. Si deseas lucir unos rizos más cerrados y definidos, usa una espuma de fijación extrafuerte. Emplea el difusor a velocidad baja o sécalo al natural en caso de que tu pelo adquiera más volumen de la cuenta.
Con efecto mojado. Las espumas y geles moldeadores con "efecto mojado" aportan un brillo espectacular y un aspecto de pelo mojado de larga duración. En este caso, no resulta nada aconsejable emplear el secador.

3 LA HUMEDAD, EL PEOR ENEMIGO DEL RIZO
Sin la adecuada protección, el pelo rizado sufre un fenómeno llamado "remonte del rizo". Es lo que sucede cuando el pelo absorbe hasta un 30% de su peso en agua haciendo que la onda se deforme y el cabello se encrespe.
Peinado impecable. Para que la humedad no haga estragos en tu pelo, ya en seco, pulveriza sobre el  cabello una laca especialmente ideada para cabellos rizados. Este producto, además de mantener el peinado por más tiempo, previene el encrespamiento, ya que recubre el pelo con una capa protectora "antihumedad".