DOLOR EN MANOS Y MUÑECAS?

Son numerosas las dolencias que pueden provocar molestias en estas zonas, desde la artrosis al frecuente síndrome del túnel carpiano. Para aliviar el dolor y la inmovilidad es necesario identificar la causa del problema y establecer el tratamiento adecuado.
Con 19 huesos, 17 articulaciones y 19 músculos, la mano tiene una anatomía muy compleja. Cualquier alteración o dolor que le afecte puede causar problemas de movilidad que nos impedirán llevar una vida normal. Para evitarlo, es importante conocer las dolencias que pueden afectarla.

ARTROSIS
Las manos son una de las zonas donde la artrosis aparece con más frecuencia. Suele afectar preferentemente a las mujeres a partir de los 50 años.
Causas
Por regla general, la artrosis aparece como consecuencia del desgaste del cartílago que recubre los huesos en las articulaciones pero, en el caso concreto de la artrosis de mano, es muy importante, además, el componente hereditario (suele transmitirse, sobre todo, de madres a hijas). Cuando aparece a edades tempranas (antes de los 40 años) puede ser como consecuencia de haber utilizado la articulación en exceso (es frecuente en peluqueros,  músicos, deportistas, etc).
Síntomas
El más llamativo es el dolor, que puede estar acompañado por inflamación, rigidez y limitación de la movilidad. También es frecuente oir crujidos al mover la articulación afectada. En casos avanzados, puede producirse deformidades, como la aparición de nódulos en los dedos. La zona más afectada por la artrosis suele ser la base del pulgar.
Qué hacer
La artrosis es una enfermedad degenerativa para la cual no existe cura. Para aliviar el dolor de leve a moderado, se recomienda tomar analgésicos simples y antiinflamatorios. En el caso de dolores de medios a graves, puede estar indicado inyectar corticoides y anestésicos directamente en la articulación afectada. Para frenar el desgaste, es aconsejable tomar un fármaco condroprotector. Si hay inflamación, se recomienda aplicar frío (por ejemplo, con bolsas de hielo). Si tan sólo hay dolor, es mejor recurrir al calor, sumergiendo, por ejemplo, las manos en agua caliente durante unos minutos por las mañanas. Si el dedo afectado es el pulgar, puede ser útil el uso de una férula durante la noche.

SÍNDROME DEL TÚNEL CARPIANO
Se trata de una dolencia cada vez más común que afecta, sobre todo a las mujeres posmenopaúsicas (afecta 10 veces más a ellas que a los hombres).
Causas
Se trata del estrechamiento de un espacio (el denominado túnel carpiano) que forman los huesos y en cuyo interior pasa el denominado nervio mediano, el nervio encargado de aportar movilidad y sensibilidad a los pulgares y a los tres primeros dedos de cada mano y mitad del cuarto. Al comprimirse este nervio, aparece el dolor y el agarrotamiento de los dedos. Las causas más frecuentes de este estrechamiento son la retención de líquidos, el sobrepeso y determinadas enfermedades como el hipotiroidismo o la diabetes. La realización de gestos repititivos también es posible que lo desencadene.
Síntomas
Pueden ser cosquilleo y entumecimiento en los dedos, especialmente durante la noche, dolor en la muñeca, la palma y, en ocasiones, el antebrazo. También es habitual tener dificultad para sujetar determinados objetos (como los platos, el volante del coche, el pomo de la puerta...).
Qué hacer
Como medidas paliativas, es útil inmovilizar la zona afectada sobre un soporte o férula para que la muñeca no se mueva, aplicar hielo para reducir la hinchazón, masajear la zona afectada y hacer ejercicios de estiramiento. Para aliviar el dolor, suele administrarse antiinflamatorios como la aspirina o el ibuprofeno y, en casos graves, se inyectan corticosteroides en la muñeca. Si la dolencia no remite y los síntomas son muy acusados, será necesario cortar el ligamento que forma el techo del túnel y que presiona el  nervio mediano mediante cirugía.

DEDOS EN GATILLO
Se trata de la inflamación de los tendones de determinados dedos y, afecta, sobre todo, a los hombres de más de 40 años.
Causas
El roce continuo de los huesos de la mano provoca que los tendones se inflamen y se adhieran a estructuras vecinas. Es habitual en personas que ejercen determinados movimientos repetitivos como los conductores profesionales, los ciclistas, los tenistas...
Síntomas
Se sufre dolor en la base de los dedos, pero lo más representativo de esta dolencia es la imposibilidad para estirar el dedo después de haberlo doblado.
Qué hacer
En primera instancia se pueden tomar antiinflamatorios y efectuar infiltraciones de esteroides en la base del dedo. En casos graves, una operación quirúrgica realizada de forma ambulatoria permitirá liberar el tendón.

MEJORA TU CALIDAD DE VIDA
No siempre somos conscientes de la cantidad de movimientos que las manos realizan a lo largo del día. Para no forzarlas en exceso, se aconseja tomas las siguientes medidas.
Ayuda en la cocina
Para no realizar movimientos perjudiciales al cocinar, es útil utilizar aparatos eléctricos como exprimidoras, batidoras, peladores, abrelatas, etc. También es aconsejable tener lavaplatos y secadora y un grifo monomando en lugar de uno de rosca.
En la compra
Cuando se lleven bolsas, en vez de sujetarlas con la mano, se deben colocar entre antebrazo y el hombro. Si se va a cargar más peso, es mejor usar un carrito.
Menaje práctico
También se aconseja usar recipientes ligeros con mangos gruesos y vasos o tazas con asas.
Abrir las puertas
El movimiento que se realiza al girar los pomos puede resultar perjudicial. Es preferible cambiarlo por otro sistema.
Leer y escribir
Usar un atril evitará tener que sujetar los libros con la mano. A la hora de escribir, es mejor utilizar lápices y bolígrafos gruesos.
En el ordenador
En general, debes evitar, siempre que sea posible, mantener la muñeca flexionada o en posiciones forzadas durante largo tiempo o realizando movimientos repetitivos. Al escribir con el teclado, procura que el antebrazo esté bien apoyado en la mesa para que, de esta manera, puedas mantener la muñeca relajada. En las tiendas especializadas encontrarás una especie de almohadilla que se coloca junto a la parte inferior del teclado y que permite apoyar las muñecas. Resultan muy útiles para evitar posturas forzadas.
Por la noche
Si se sufre síndrome del túnel carpiano, se recomienda mantener la mano afectada ligeramente elevada colocándola sobre un almohadón. También es importante procurar que las manos no queden bajo la almohada o bajo la cabeza.