CÓMO TENER UNA CASA SALUDABLE Y SIN ALERGIAS



Las personas alérgicas deben conceder especial atención a la decoración y a la limpieza de su hogar. No hay que olvidar que hay zonas propicias a la acumulación de ácaros, hongos y demás alérgenos.

Muchas de las sustancias que producen las alergias se encuentran en el interior del hogar: ácaros del polvo, epitelios de animales, productos químicos, moho, polen que entra desde el exterior; etc. Aunque no conviene obsesionarse, lo cierto es que hay unas medidas muy sencillas que pueden mejorar considerablemente la calidad de vida de las personas alérgicas.

SALÓN
Es una de las estancias donde pasamos más horas, por lo que es conveniente decorarlo de manera que no nos cause demasiados problemas.

CONTRA LOS ÁCAROS, SENCILLEZ

Alfombras y moquetas
Es mejor prescindir de ellas, ya que acumulan mucho polvo o, al menos, hay que procurar que sean de pelo corto y pasarles la aspiradora cada dos o tres días.
Muebles
Evita las sillas y los sofás tapizados. Puedes sustituirlos por modelos de piel. Elige, preferentemente, muebles lisos y sin demasiados adornos para que puedan limpiarse con facilidad. Los objetos de decoración (libros, cedés, etc.) deberán guardarse en armarios cerrados o vitrinas en lugar de estanterías.
Cortinas
También acumulan polvo, por lo que se recomienda eliminarlas o, al menos, lavarlas con frecuencia. Evita los tejidos excesivamente gruesos.
Lámparas
Las pantallas de tela son las que acumulan más polvo, por lo que es mejor elegirlas de plástico o de vinilo.
Aire acondicionado
Es muy aconsejable en casa de una persona alérgica, ya que mantiene la estancia seca. Algunos aparatos, además, tienen unos filtros especiales que capturan el polvo. Es necesario, sin embargo, limpiar con frecuencia los filtros, ya que pueden acumularse hongos y ácaros.

EVITA EL MOHO CONTROLANDO LA HUMEDAD

Plantas
La tierra húmeda suele desarrollar esporas de moho invisibles a simple vista. Por esta razón, los alérgicos a estos hongos no deben colocar plantas en su casa o, al menos, elegir aquellas que necesiten poco riego, ya que son las que presentan un riesgo menor de producirlo, y evitar que las hojas, marchitas se acumulen en su superficie.

CUARTO DE BAÑO
El ambiente húmedo y cálido de esta estancia de la casa resulta ideal para la proliferación de ácaros y de moho, ya que estos alérgenos aumentan en ambientes húmedos.

FACILITAR UNA BUENA VENTILACIÓN

Toallas
No es conveniente dejarlas secar dentro del baño, ya que aumentan la humedad ambiental. Es mejor dejar que se sequen en el exterior o usar una secadora.
Alfombras y cortinas
Es preferible usar alfombras de algodón lavable en lugar de alfombras de pelo. Si se usa cortina de ducha, una buena idea es secarla después de usarla. Si, a pesar de ello, aparece moho, se puede limpiar con vinagre, lejía o zumo de limón.
Ventilación
Si se dispone de ventana en el baño, es conveniente abrirla después de ducharse o bañarse.

PRODUCTOS QUÍMICOS

Productos de limpieza
Si se tiene alergia a algún componente químico, es mejor usar alternativas naturales, ya que alguna de sus sustancias podría resultar irritante para la piel o las vías respiratorias.
Ambientadores
También son irritantes. En su lugar, se puede colocar un vaso con vinagre.

COCINA
Como en el cuarto de baño, la cocina es una zona donde hay una gran humedad y también donde se acumulan restos de comida.

EVITA LA PROLIFERACIÓN DE MOHO

Para evitar su desarrollo, se aconseja mantener perfectamente secas y limpias todas las superficies.

CONTROLA LOS INSECTOS

Mantén limpios los lugares en los que suelen acudir insectos (especialmente cucarachas), como desagües, rejillas, cubo de la basura, etc., ya que también pueden causar problemas.

DORMITORIO
La limpieza de la ropa de cama resulta imprescindible para conseguir un descanso libre de las molestias que producen las alergias.

VENTANAS CERRADAS Y POLEN

Para evitar molestias, mantén las ventanas cerradas a primera hora de la mañana y al atardecer (el período de mayor polinización).

LIMPIEZA CONTRA LOS ÁCAROS

Colchones y almohadas
Nos sorprendería saber la cantidad de ácaros que hay en su interior. Nuestra piel deposita en las almohadas, las sábanas y el colchón una gran cantidad de células muertas que los atraen. Aunque no hay ningún material que se salve, los de gomaespuma, poliéster o látex son los que menos acumulan. También es conveniente protegerlos con fundas antiácaros que lavaremos con frecuencia con agua caliente (60º). Una vez a la semana, daremos la vuelta al colchón y le pasaremos la aspiradora, especialmente en los extremos.
Ropa de cama
Debe cambiarse cada semana como mínimo y lavarse con agua caliente (también a 60º). Es mejor utilizar colchas sencillas y edredones lavables que edredones de plumas y mantas de lana.
Zapatos
Guárdalos fuera del dormitorio, ya que en sus suelas suelen acumularse ácaros e, incluso, polen del exterior.
Animales
Si hay mascotas en casa, nunca deben entrar en el dormitorio de una persona alérgica.

LA HABITACIÓN DE LOS NIÑOS

Si tu hijo es alérgico, decora su habitación de la forma más sencilla y práctica posible, evitando acumular un exceso de muebles.

JUGUETES SIN POLVO

Peluches
Retira estos juguetes de su habitación, guardándolos en otra estancia o bien en un armario o un baúl. Para asegurarnos de que no tengan polvo cuando el niño quiera jugar con ellos, se pueden guardar en bolsas de plástico. Para eliminar los ácaros, se aconseja mantenerlos en el congelador durante una noche y lavarlos después.
Libros y adornos
Es mejor guardarlos en otra habitación o en estanterías cerradas. Reduce el número de cuadros y pósters.

IDEAS GENERALES
Una casa confortable nos ayudará a reducir los síntomas de la alergia. Medidas tan sencillas como las que detallamos a continuación te ayudarán a conseguirlo.

Reducir la humedad
Si se tiene alergia al moho, conviene reducir la humedad ambiental en la casa por debajo del 50%.
No al tabaco
No se debe permitir que nadie fume en la casa de una persona alérgica, sobre todo si se trata de niños.
La temperatura ideal
En la casa no debe hacer ni demasiado frío ni demasiado calor. Es aconsejable que esté a unos 22º como media.

LIMPIEZA Y MANTENIMIENTO
El hogar de un alérgico debe mantenerse limpio y ordenado. Éstas son las medidas imprescindibles para conseguirlo.

Limpiar el polvo
Lo mejor es hacerlo con un paño húmedo, ya que los plumeros levantan el polvo sin eliminarlo. No te olvides de limpiar la parte superior de los muebles.
Aspirar en lugar de barrer
La aspiradora absorbe totalmente el polvo. Usa preferentemente una aspiradora con filtro HEPA (un tejido de fibra de vidrio muy tupido que captura partículas muy pequeñas). No la utilices únicamente para el suelo, úsala una vez a la semana para limpiar los colchones, los muebles, los sofás, etc. Si tienes costumbre de barrer, hazlo con una mopa atrapapolvo en lugar de la escoba.
Ventilar la casa
Para evitar la concentración de ácaros y moho, se aconseja abrir las ventanas tres o cuatro veces al día. En el caso de la alergia al polen, hay que evitar hacerlo en las horas de máxima polinización (de 5 a 10 de la mañana y de 7 a 10 de la tarde).
Precauciones
Si hay niños alérgicos en casa, es preferible realizar la limpieza cuando estén fuera de casa. Si es la persona alérgica la que debe hacerlo, se aconseja que se proteja con mascarillas y guantes de goma.



Detergente Líquido Concentrado Multiusos. 946 ml
30,01 €
DISPONIBLE TAMBIÉN EN:


¿Te ha sido útil este artículo? Compártelo con amigos, familiares, conocidos y cualquier persona en tus redes sociales favoritas. ¡Ayúdalos a sentirse mejor!