REJUVENECE TU IMAGEN

Hay una gran diferencia entre "Te conservas muy bien" y "¡Estás estupenda!. Aparentar menos edad de la que tienes no sólo depende de la genética. Con estos sencillos trucos de maquillaje y de estilismo, parecerás hasta 10 años más joven.
1 MAQUILLAJE: IRRADIA JUVENTUD Y LUMINOSIDAD
Arruguitas, manchas, pérdida de firmeza y luminosidad...No hay ningún signo de la edad que el maquillaje no pueda disimular.
Piel
La clave para unificar el tono del cutis y corregir las imperfecciones está en utilizar un maquillaje cubriente en textura cremosa y de acabado luminoso. Si dudas entre dos tonos, elige siempre el más claro -los claros dulcifican los rasgos y restan años a la piel.
Mirada
Para rejuvenecer y agrandar tu mirada, usa el perfilador de ojos con trazos ascendentes por fuera del borde del párpado. Las sombras de colores claros -beige, champagne, rosa claro, salmón, etc.- aplicadas sobre el párpado móvil, aportan una luz especial a la mirada.
Boca
A partir de los 45 años, el pintalabios ideal es el que más se asemeja al color natural de la boca, pero en uno o dos tonos más vivo. Con las texturas de los labiales, pasa como con las sombras de ojos. Hay que evitar los extremos -ni mates ni ultrabrillantes- y apostar por las satinadas, las más favorecedores.
Mejillas
La microcirculación cutánea se reduce con los años, por lo que la piel pierde viveza. No renuncies al efecto buena cara del "blush". Un toque de colorete rosa o melocotón aporta frescura a la cara de forma inmediata.
Atrapa la luz
Una vez hayas maquillado tu rostro, realiza con el iluminador la cola de las cejas, el entrecejo, la zona más alta de los pómulos y la barbilla. Difumina y date un sutil toque final de polvos sueltos un tono más oscuro del rostro. Con este truco, conseguirás redibujar el óvalo facial y disimular la pérdida de firmeza.

2 CABELLO: RENUEVA TU "LOOK" SIN PERDER NATURALIDAD
Es impresionante el efecto rejuvenecedor que un buen corte de pelo y una estudiada aplicación del color pueden hacer por ti.
Cambio de imagen
Los cortes de líneas rectas y los lisos extremos endurecen las facciones y restan frescura y naturalidad al rostro. Las medias melenas desfiladas y los cortos de líneas suaves, en cambio, transmiten vitalidad y dinamismo. Cuanto más movimiento tenga tu pelo, mayor será tu poder de seducción.
El flequillo, tu aliado
Aparte de disimular las arrugas de la frente y aportar a tu peinado un aire más desenfadado, los flequillos rectos y desfilados, suavizan la expresión.
Color
Los colores extremos -rubio platino o negro azabache- roban luminosidad a la piel y endurecen los rasgos. Para quitarte varios años de encima, nada como los tonos cálidos: rubio dorado, rubio miel, castaño claro, avellana, caoba, etc. Tu melena ganará un extra de luz y relieve, si te haces unas mechas multitono.

3 PRESUME DE CUERPO Y LUCE UN ESTILO MÁS JUVENIL
De los 40 en adelante, mantener la línea cuesta más esfuerzos. La buena noticia es que nuestra figura depende en un 50% de los genes y en el otro 50% de nuestra conducta, un apartado donde no sólo cuenta la dieta que seguimos.
Pierde una talla
Para todas aquellas mujeres que se sienten algo incómodas llevando ropa ajustada -siete de cada diez mujeres de entre 41 y 55 años-, la corsetería remodeladora es un as en la manga. No dudes en recurrir a ella cuando quieras marcar el talle, contener el trasero, lucir un vientre más plano, etc.
Marcando estilo
Busca accesorios que de un toque de alegría a tu "look": unos pendientes brillantes (iluminan la piel del rostro), un pañuelo vistoso (disimula las arrugas del cuello y afina la figura), unas pulseras de tamaño XXL (estilizan los brazos), etc.