COMBATE CON ÉXITO LA CAÍDA DEL CABELLO

En otoño se produce una mayor caída del cabello. Para devolverle su fuerza y brillo, presta atención a estos consejos.
¿POR QUÉ SE CAE TANTO EL CABELLO?
Son muchas las causas que pueden provocar que el pelo se caiga más de lo normal. Éstas son las más habituales:
Factores hormonales
Son el origen del 90% de los casos de alopecia, ya que las oscilaciones en el nivel hormonal que la mujer sufre en determinadas épocas de la vida (adolescencia, posparto, menopausia, etc.) influyen directamente en el crecimiento y la pérdida del cabello.
Cambios estacionales
Tras el verano, el pelo experimenta un aumento de la caída que puede durar varios meses. Se trata de un proceso normal de renovación que, por regla general, se soluciona sin necesidad de tratamiento. Si tu cabello cae en exceso, se puede reforzar con un complemento alimenticio o utilizando productos anticaída.
Dietas drásticas
La falta de nutrientes, sobre todo de vitaminas A, B y la vitamina C, minerales como el hierro, el cobre y el cinc, etc., también puede estar detrás de muchos casos de alopecia.
Estrés
Tanto la tensión nerviosa continuada como los sucesos traumáticos (accidentes, enfermedades, etc.) pueden alterar el ciclo de crecimiento capilar.

UN PROGRAMA ANTICAÍDA FÁCIL DE SEGUIR
Ante un aumento puntual de la caída del cabello, la primera opción es revisar algunos de nuestros hábitos:
Aliméntate bien
Procura mantener una dieta equilibrada en la que no falten cereales integrales, frutos secos, legumbres, lácteos, levadura de cerveza, mejillones, carne magra, verduras como los espárragos, las espinacas o el brócoli y frutas como el kiwi, los plátanos y las fresas.
Evita las agresiones
Si tu melena es frágil, debes tratarla con cuidado. A la hora de peinarla, utiliza peines de madera de púas separadas y cepillos de cerda natural. Para evitar los enredos, usa un acondicionador después de cada lavado. Evita los peinados que mantengan el pelo excesivamente tirante (moños, coletas, trenzas...), ya que pueden provocar la denominada alopecia de tracción. Cuando te seques, presiona suavemente la toalla sobre el cabello en lugar de restregarla con fuerza por su superficie. Si usas el secador, hazlo siempre a una distancia prudencial, moviéndolo en círculos y evitando el aire excesivamente caliente.

LOS TRATAMIENTOS QUE MEJOR FUNCIONAN
Si no consigues frenar la caída, puedes reforzar el cabello con algunos de estos eficaces productos:
Champús
Combaten algunos problemas asociados con la alopecia como el exceso de grasa o la caspa. Algunos de los champús, además, revitalizan el pelo, fortaleciendo su estructura.
Lociones
Las lociones son productos (generalmente en forma de ampollas) que se aplican directamente sobre el cuero cabelludo. Con principios activos como minoxidil, aminexil, biotina, etc., rejuvenecen los folículos pilosos y estimulan el crecimiento del pelo. Para que resulten efectivos, es necesario que seas constante en su uso.
Tratamientos orales
Se trata de complementos alimenticios comercializados en forma de cápsulas, que contienen vitaminas y minerales que refuerzan el cabello. Resultan muy eficaces en casos de déficits nutricionales.