TODO LO QUE PUEDES HACER PARA ALIVIAR EL DOLOR DE RODILLAS

El 25% de la población adulta tiene problemas con las rodillas, unas articulaciones imprescindibles para garantizar el movimiento y la estabilidad del cuerpo. Para evitar molestias, es importante ejercitar la zona y eliminar cieros hábitos que las fuerzan innecesariamente.
Son las articulaciones más problemáticas, ya que su complicada estructura (están compuestos por dos huesos especialmente diseñados para aguantar todo el peso del cuerpo y facilitar la movilidad), puede desequilibrarse ante la más pequeña lesión.

CAUSAS
El dolor de rodillas puede estar producido por varios motivos, aunque sus principales causas son los procesos traumáticos (provocados por golpes, distensiones...) y los degenerativos.
Artrosis
Se trata del desgaste de cartílago que protege los huesos de esta zona. El dolor aparece al realizar actividades como subir y bajar escaleras o bien al intentar levantarse después de estar un tiempo sentado. Con el movimiento, el dolor y la rigidez se reducen considerablemente. Cuando las molestias son muy incapacitantes, es posible que se requiera el reemplazo de la articulación por una prótesis.
Artritis
Es una dolencia que provoca la inflamación en la membrana sinovial (la membrana que cubre los cartílagos de las articulaciones).
Tendinitis
Es la inflamación de los tendones debido a un desgarro (producido por un golpe, un movimiento brusco, etc.) o el desgaste que es experimenta al usar la articulación de forma continua o excesiva (por deporte, determinadas profesiones, etc.). En este caso, el dolor se presenta de forma constante y es de tipo agudo y penetrante.
Lesión de ligamentos
Un golpe o un movimiento brusco puede dañar los ligamentos de la rodilla. Su síntoma principal es un dolor intenso, incluso en reposo. La rodilla puede hincharse y sentirse caliente. El dolor se agudiza al doblar la rodilla o caminar.
Rotura de menisco
Se produce debido a la realización de movimientos bruscos y rápidos (como los que se efectúan, por ejemplo, en deportes como el fútbol). Además del dolor, suelen producirse crujidos con el movimiento, hinchazón y, en ocasiones, bloqueo de la articulación.

El dolor de rodillas afecta mucho más a las mujeres que a los hombres, sobre todo a partir de los 50 años. Estos factores explican su incidencia.
Hormonas
Los cambios hormonales que tienen lugar durante el embarazo, la menopausia, etc., debilitan los ligamentos y propician las lesiones.
Zapatos de tacón
El uso excesivo de este tipo de calzado, al alterar la alineación del cuerpo y la distribución del peso, puede ocasionar problemas en la articulación.
Forma de las piernas
Las mujeres tienen una mayor tendencia a tener las rodillas en forma de "X", es decir, más juntas en su parte interna, una forma que propicia las lesiones degenerativas.

BUENAS COSTUMBRES
Sea cual sea el origen del dolor de rodillas, estos consejos te ayudarán a mejorar considerablemente tu calidad de vida.
Zapatos
El calzado ideal no debe ser ni demasiado plano, ni excesivamente alto. La altura máxima es de unos 4 cm. Los zapatos con cuña son los que mejor distribuyen el peso del cuerpo sin forzar la articulación.
Evita el sobrepeso
Los kilos de más, al sobrecargar las articulaciones, agudizan todavía más este tipo de molestias.
Siéntate bien
Cuando estés sentado/a, ya sea en casa como en tu puesto de trabajo, procura que la cadera no quede por debajo de la línea de la rodilla.
Controla las malas posturas
Evita permanecer durante mucho tiempo en la misma postura, subir y bajar escaleras con frecuencia, ponerte de cuclillas, caminar por terrenos con desniveles, etc., ya que son movimientos que fuerzan las rodillas innecesariamente.

EJERCICIO
El deporte ayuda a fortalecer la musculatura y ganar agilidad, pero, si no se practica de forma adecuada, puede causar lesiones y agudizar las dolencias degenerativas. Para evitarlo, es conveniente practicarlo de forma gradual para que las articulaciones se adapten poco a poco al esfuerzo.
También es importante realizar, antes y después de la práctica, ejercicios de calentamiento y estiramiento.
Deportes
Los más adecuados para las rodillas son el aquagym, la natación (con un flotador entre las piernas para no flexionar las rodillas), los ejercicios de Pilates y la bicicleta, tanto estática como de paseo, siempre y cuando se circule sobre terrenos llanos.
Gimnasia en casa
Cada día, practica estos sencillos ejercicios, ideales para fortalecer la zona y evitar lesiones.
Tumbado/a en la cama, con una pierna doblada y la otra estirada, levanta esta última a media altura, mantente unos segundos y vuelve a la posición inicial. Repite varias veces con cada pierna.

REDUCIR LAS MOLESTIAS
Medicación
Si el dolor es intenso, el especialista puede recetarnos medicamentos antiinflamatorios (ibuprofeno, paracetamol, aspirina y naproxeno) para calmar el dolor y reducir la inflamación.
Cremas
También puede ser útil frotar la zona con una crema analgésica.
Aplicación de hielo
El frío reduce el dolor y la inflamación, por lo que resulta ideal en lesiones recientes (en las crónicas no suele funcionar). Como remedio casero, puede aplicarse hielo (nunca directamente, sino envuelto en una tela o similar) o bien una bolsa de guisantes congelados. No es conveniente usarlo durante más de 20 minutos. Lo ideal es hacerlo durante 15 a 20 minutos cada 4 a 6 horas durante un máximo de 5 días.
Reposo
El descanso de la articulación afectada puede acelerar el tiempo de recuperación, aunque no se aconseja prolongar el reposo durante más de un par de días.
Vendaje
En algunos casos, la aplicación de un vendaje ayuda a prevenir la acumulación de líquido en la rodilla dañada. El vendaje debe presionar la articulación sin interferir en la circulación. También puede ser útil llevar una rodillera para dar mayor estabilidad a la articulación y evitar la realización de movimientos perjudiciales.
Elevación de la pierna
Para evitar la hinchazón, es aconsejable apoyar la pierna lesionada durante unos minutos sobre unas almohadas o sentarse en un sillón reclinable.

¿Deseas más información sobre la artritis?
Deja tus datos, tendrás acceso inmediato.

               Nombre:  E-mail: 
Powered by: Nivel 5 Responder™: Una vez pulsado el botón de registrarse se abrirá una página nueva. Por favor, espera un ratito a que se cargue la página para no pulsar y aparecer registrado varias veces y perder información importante.
Respeto tu privacidad: Tus datos están asegurados. Jamás serán vendidos, prestados o alquilados. Solo te enviaré información de calidad. Podrás darte de baja cuando lo desees. Odio el SPAM