EL ALOE VERA EN EL TRATAMIENTO DE LAS ÚLCERAS VARICOSAS



 
Aproximadamente un 70% de las úlceras en las piernas tiene una causa venosa. Las úlceras varicosas o venosas tardan bastante en curarse, el Aloe Vera puede complementar las recomendaciones médicas.
 
 
Una úlcera varicosa o venosa es el síntoma de una insuficiencia venosa crónica (1) que se produce en las extremidades inferiores. Se trata de “una enfermedad invalidante, por el dolor que produce.
 
Aparecen tras años de evolución por dificultad en el retorno de la sangre al corazón, existiendo una destrucción de la piel y grasa, y la aparición de una úlcera originalmente pequeña que puede llegar a alcanzar grandes tamaños. La forma inicial de una úlcera varicosa es ovalada y pueden darse una sola o varias úlceras varicosas.

La mayoría de las úlceras venosas se producen en la pierna, por encima del tobillo. Este tipo de herida puede ser lenta para sanar.

CAUSAS DE LAS ÚLCERAS VARICOSAS

Aproximadamente un 70% de las úlceras en las piernas tiene una causa venosa:
  • Insuficiencia valvular. Las venas en las piernas tienen válvulas unidireccionales que mantienen la sangre circulando hacia el corazón. Cuando estas válvulas se debilitan, la sangre puede devolverse y represarse en las piernas. La más frecuente suele aparecer en el punto de unión de la vena safena (vena superficial) con la femoral. 
  • Varices: con salida de glóbulos rojos o de la sangre, pigmentando y cogiendo coloración marrón con dermatitis tipo eccema.
  • Tras haber padecido una trombosis venosa profunda.
  • Una inflamación de las venas (flebitis), especialmente en las venas profundas.
  • Úlceras anteriores, que puedan haber dañado parte del sistema venoso.
Algunos factores de riesgo aumentan la posibilidad de padecer úlceras varicosas:
  • Ser mujer, pues esta afección es más común en el sexo femenino.
  • Contar con una edad avanzada.
  • Padecer antecedentes familiares de esta condición.
  • Padecer de obesidad.
  • Pasar de forma rutinaria mucho tiempo del día sentado o de pie.

SIGNOS Y SÍNTOMAS DE ÚLCERAS VARICOSAS

  • Al principio puede aparecer una mancha roja en la piel, sin daño de la misma. 
  • Luego evoluciona y se ve como un raspón o ampolla reventada.
  • En estas etapas se puede sentir dolor, picazón, ardor en la zona, cambios de sensibilidad como calor o frío, cambios en la consistencia normal de la piel, el tejido se puede sentir más duro o más firme, etc.
  • El proceso sigue con la aparición de un cráter superficial en la piel, muchas veces de forma redonda o irregular y de profundidad variable según cada caso y su nivel de evolución.
  • La úlcera es visible a simple vista ya que la capa mas externa o superficial de la piel se ha dañado, ha perdido su grosor y se ha afinado o ha muerto (necrosis de la piel), descamándose y dejando ver así los tejidos mas profundos (capas mas profundas de la piel y hasta músculos o el hueso en estados mas avanzados).
Si la causa de las úlceras venosas es la insuficiencia venosa crónica, las piernas se presentan hinchadas, y la piel endurecida y de color marrón rojizo oscuro (una condición llamada dermatitis por estasis venosa). La piel puede picar, y las úlceras ser muy dolorosas (2).

Algunas Complicaciones de las úlceras venosas

Usualmente puede infectarse la piel y tejidos alrededor de la úlcera venosa.

Cuándo llamar al médico?

Llame a su médico si tiene cualquier signo de infección, como:
  • Enrojecimiento, aumento del calor o hinchazón alrededor de la herida
  • Exceso de drenaje o de color amarillento y turbio
  • Sangrado
  • Pus
  • Olor
  • Fiebre o escalofríos
  • Aumento del dolor

Las úlceras infectadas no cicatrizan ni sanan. Es necesario controlar y tratar la infección para que puedan comenzar a sanar.

PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO
 
¿Qué se puede hacer para prevenir las úlceras venosas en las piernas?

Ciertos cambios de estilo de vida pueden ayudar a prevenir las úlceras venosas. Las siguientes medidas pueden ayudar a mejorar la circulación y ayudar a sanar:
  • Activar la circulación. Activar los músculos de las pantorrillas regularmente caminando y realizando ejercicio físico moderado a diario: caminar, nadar, hacer bicicleta, usar la elíptica. Cualquier actividad que permita estar en movimiento reducirá la posibilidad de que estas lesiones aparezcan nuevamente.
  • Comer saludablemente. Reducir la cantidad de grasa en la comida y la sal. Comer a diario frutas, vegetales y carnes magras sin abusar de los dulces, el alcohol o la bollería.
  • Mantener un peso saludable. Si se tiene sobrepeso, adelgazar ayudará a prevenir las úlceras.
  • Piernas en alto. Sentarse con las piernas en alto siempre que se pueda y, si es posible, por encima del nivel del corazón. Por ejemplo, puede acostarse con los pies apuntalados sobre almohadas.
  • Evitar sentarse con las piernas cruzadas. Esto daña la circulación de la sangre.
  • Evitar estar siempre en la misma postura. Si el trabajo requiere estar mucho tiempo de pie o sentado, intentar cambiar de postura tantas veces como sea posible. Dar paseos de vez en cuando, si se puede. Si se debe estar sentado durante mucho tiempo, mover los pies arriba y abajo de vez en cuando.
  • Las medias de descanso pueden resultar útiles, pero se debe consultar con el médico.
  • Vigilar los pies y las piernas diariamente. Buscar úlceras o cambios de color en la piel.
  • Dejar de fumar. El tabaquismo es malo para los vasos sanguíneos.
  • Si tiene diabetes, mantener los niveles de azúcar en la sangre bajo estricto control. Esto ayudará a sanar más rápido.
  • Controlar la presión arterial y los niveles de colesterol.
  • Chorros de agua fría. Es importante favorecer la circulación realizando cambios en la temperatura del agua. Un chorro de agua fría en las piernas después del baño es muy beneficioso.

¿Cuál es la forma más común de tratar las úlceras varicosas?

El médico mostrará cómo cuidar de la herida. El principal objetivo del tratamiento de las úlceras venosas es reducir el edema o hinchazón y la presión en las venas. Los cuidados básicos son:
  • Siempre mantener la herida limpia y vendada para para proteger estas zonas tan sensibles de posibles golpes y prevenir la infección.
  • El médico le dirá cada cuánto se necesita cambiar el vendaje.
  • Mantener secos el vendaje y la piel de alrededor. Tratar de no humedecer mucho la piel alrededor de la herida. Esto podría ablandar el tejido sano y expandir la herida.
  • Antes de colocar un vendaje, limpiar bien la herida, según las instrucciones del médico.
  • Proteger la piel de alrededor de la herida manteniéndola limpia e hidratada.
  • Se usará medias de compresión o vendajes sobre el apósito. El médico enseñará cómo colocar los vendajes.
  • Tomar los medicamentos según lo indicado para ayudar con la cicatrización.
Si las úlceras NO sanan bien, el médico puede recomendar otros procedimientos o cirugía para mejorar la circulación por las venas.

Aloe Vera para complementar el tratamiento médico

Hemos de recordar una vez más que las úlceras varicosas tardan bastante tiempo en resolverse, pueden ser procesos muy largos y molestos. De ahí que valga la pena complementar las recomendaciones médicas con este sencillo tratamiento natural.

Hemos de tener en cuenta que las úlceras varicosas son casi siempre llagas abiertas, con lo cual, hay que cuidar mucho qué tipo de componentes aplicamos sobre esta piel herida. De ahí que recomendemos siempre el consejo médico.
 
El Aloe Vera es conocido sobre todo por su capacidad para regenerar los tejidos de la piel, ya que estimula y fortalece las fibras de colágeno y elastina. Es el recurso natural más potente que podemos utilizar para acelerar la curación de las úlceras varicosas.
 
En un estudio en heridas se utilizó el Aloe Vera y la sulfadiacina de plata 1 % y se observó tejido de granulación útil, epitelización, contracción de la herida y regeneración de los folículos pilosos con ambos productos, pero se destacó un mejor efecto del Aloe Vera en relación con la sulfadiacina de plata (3). En Cuba el Aloe vera ha sido utilizado en la cicatrización de lesiones ulcerosas con buenos resultados (Castillo Ferrer A, Ferrer D, Salome S. Aplicación de la medicina verde en úlceras periféricas y otras lesiones. Su repercusión en los costos y eficiencia. Santiago de Cuba. 1995).
 
El Aloe Vera tiene también propiedades antimicrobianas, con lo cual, evitaremos que agentes infecciosos empeoren el estado de la llaga.
 
La pulpa del esta planta es rica en antraquinonas, acemanano, hidratos de carbono, sustancias minerales, oligoelementos, vitaminas, enzimas, ácidos grasos, numerosos metabolitos secundarios y ácido salicílico, que potencian la cicatrización y combaten la inflamación (4).
 
El remedio que por nuestra parte deseamos facilitar es una bebida nutricional a base de Aloe Vera con arándanos que tomaremos cada mañana para ayudar a mejorar la circulación, y un gel de aloe vera para favorecer el proceso de cicatrización de la úlcera varicosa y reparación de los tejidos.



 Berry Nectar
Puro zumo de Aloe Vera sabor arándano. 1L
28,53 €

Aloe Vera Gelly
Gel translúcido de Aloe Vera. 118 ml
18,46 €


(1) San Roman CJ. Síndrome posflebítico. Formas causales revisadas por diagnóstico venográfico. Angiología 1967;12(5):1242-61.
(2) Friedman SA. Enfermedad venosa y sus complicaciones. Clin Med Norte Amer 1967;60(6):1093-4.
(3) Kaufman T, Calderon N, UllmanmtY, Berger J. Aloe vera gel hendered wound healing of experimental second-degree burn, a cualitative controlled study. 1988;9(2):1956-9.
(4) Thomas DR, Good PS, La Master K, Tennyson T. Acemannan hydrogel dressing versus saline dressing for pressure ulcers. A randomized control trial. Department of Internal Medicine, St. Louis University, MO, USA. Adv Wound Care 1998;11(6):273-6.


¿Te ha sido útil este artículo? Compártelo con amigos, familiares, conocidos y cualquier persona en tus redes sociales favoritas. ¡Ayúdalos a sentirse mejor!