PIEL JOVEN Y SUAVE CON FOREVER ALOE SCRUB


¿Te gustaría mudar de piel, como las serpientes, y encontrarte un día con una piel totalmente renovada? Para conseguirlo, tan sólo tienes que realizarte una exfoliación con Forever Aloe Scrub, la aliada ideal para prolongar durante más tiempo la belleza de tu cuerpo.

DOS MINUTOS PARA RENOVAR LA PIEL
Forever Aloe Scrub (Ref: 238) contiene unas micro-esferas sólidas hechas a base de Aceite de Jojoba puro y combinado con gel estabilizado de Aloe, aplicadas sobre la piel de nuestro cuerpo y rostro, arrastran las células muertas y eliminan las impurezas que se acumulan sobre su superficie.
El resultado es una piel suave, limpia y mucho más receptiva a los productos que aplicaremos después (hidratantes, anticelulíticos, autobronceadores…).
Para beneficiarse de sus efectos, se recomienda realizar una exfoliación diaria, es suficientemente suave para usar a diario, o cada quince días en el caso de pieles sensibles o delicadas.

TODOS SUS BENEFICIOS
Rejuvenecer la piel: La exfoliación estimula la microcirculación sanguínea, reafirmando la piel y mejorando su aspecto general. Al estimular la renovación celular, retrasa la aparición de arrugas y flacidez.
Prolongar el bronceado: Hay momentos en los que la exfoliación está especialmente indicada como, por ejemplo, antes de tomar el sol (para conseguir un color uniforme) y tras el verano (para mantener el bronceado durante más tiempo).
Granitos tras la depilación: Las personas con problemas de foliculosis (los granitos rojos que aparecen tras la depilación) también pueden beneficiarse de sus efectos ya que, al eliminar las células muertas, se evita su aparición.

LOS SECRETOS DE SU APLICACIÓN
En la ducha: Los productos exfoliantes se aplican durante la ducha, después de humedecer el cuerpo con agua caliente. Se distribuyen mediante un suave masaje realizado con la palma de la mano abierta, e insistiendo en las zonas donde la piel es más gruesa (codos, rodillas y talones). Finalmente, se retira el producto con el agua de la ducha y se aplica después con la piel húmeda como si fuera un body milk una de nuestras lociones hidratantes como la Loción de Aloe (Ref: 062) o la Loción Hidratante (Ref: 063).
Zonas delicadas: Hay zonas en las que la exfoliación debe ser suave, como en el cuello, el escote y el pecho. En estas zonas utilizaremos preferentemente las yemas de los dedos. La fricción deberá realizarse muy suavemente y, en el caso del pecho, evitando las areolas mamarias.
Cuándo está contraindicada: No es recomendable exfoliar la piel cuando se tiene eccema o granitos inflamados (como los que aparecen en la espalda y en el escote). Las personas con psoriasis también deben abstenerse.