¿CÓMO SE DEBE COMER LA FRUTA?

La fruta es el alimento perfecto porque requiere una mínima cantidad de energía para ser digerida y le da lo máximo a tu cuerpo.  Es el único alimento que hace trabajar a tu cerebro.

La fruta, es principalmente fructosa (que puede ser transformada con facilidad en glucosa). En la mayoría de las veces es 90-95% agua. Eso significa que está limpiando y alimentando al mismo tiempo.

El único problema con las frutas, es que la mayoría de las personas no saben como comerlas, para permitir que su cuerpo asimile efectivamente sus nutrientes.

Se deben comer las frutas siempre con el estómago vacío. ¿Por qué?
La razón es que las frutas en principio, no son digeridas en el estómago, son digeridas en el intestino delgado.

Las frutas pasan rápidamente por el estómago, de ahí al intestino, donde liberan sus azúcares. Si las mezclamos con carne, patatas o almidones en el estómago, las frutas comienzan a fermentar.

Si comiste una fruta de postre, luego de una cena y pasaste el resto de la noche con pesadez en el estómago y un desagradable sabor en la boca, es porque no comiste de la manera adecuada. Se debe comer las frutas, siempre con el estómago vacío.

No debes tomar zumo envasado en lata o en recipientes de vidrio. ¿Por qué?
La mayoría de las veces el zumo es calentado en el proceso y su estructura original se vuelve ácida.

¿Sabes cuál es la compra más valiosa?
Un exprimidor o una licuadora.
Podrás ingerir el zumo extraído con el exprimidor o la licuadora como si fuese fruta, con el estómago vacío. El zumo será digerido tan de prisa, que podrás comer un refrigerio quince o veinte minutos después.

El Dr. William Castillo, jefe de la famosa clínica de Cardiología Framington de Massachussets, declaró, que la fruta es el mejor alimento que podemos comer para protegernos contra las enfermedades del corazón.
Dice que las frutas contienen bioflavonoides, que evitan que la sangre se espese y obstruya las arterias. También fortalecen los vasos capilares.

Ahora, una cosa final que me gustaría que siempre mantuvieses en tu mente sobre las frutas:
¿Cómo se debe comenzar el día?  ¿Qué se debe comer en el desayuno?  ¿Piensas que es una buena idea salir de la cama y llenar tu sistema con una tremenda cantidad de alimentos (principalmente café y pan blanco con mantequilla) que te llevaría el día entero para digerir?  Claro que no..
Lo que quieres es alguna cosa que sea de fácil digestión, frutas que el cuerpo puede absorber de inmediato y que ayude a limpiarlo.

Al levantarte, durante el día, o cuando sea posible, come sólo frutas frescas y zumos hechos en el momento.  Mantén este esquema hasta por lo menos el medio día, diariamente.  Cuanto mas tiempo queden solo las frutas en tu cuerpo, mayor oportunidad de ayudar a limpiarlo.

Si empiezas a cambiar los 'hábitos' con las que acostumbras llenar tu cuerpo al iniciar el día, sentirás un nuevo torrente de vitalidad y energía tan intensa que no lo podrás creer. ¡¡Inténtalo durante los próximos diez días!!