DERMATITIS ATÓPICA: UN PICOR INSOPORTABLE


“Me pica muchísimo, me rasco y al rascarme me pica más y entonces mi piel se enrojece y se seca y se descama y…”. Esta podría ser la explicación de una persona que padece de dermatitis atópica. El picor insoportable es el síntoma más característico de esta enfermedad cutánea que se puede aliviar teniendo en cuenta una serie de consejos.

El deseo de rascarse es propio de la persona que padece dermatitis atópica, por lo que el rascado es frecuente y esto va unido a la aparición de eczema y al empeoramiento de las lesiones con el consiguiente enrojecimiento y la sequedad de la piel.

Hablamos de una piel que ya de por sí es más seca porque el agua de la epidermis tiende a evaporarse, también es más sensible a las agresiones externas y se irrita con mayor facilidad que las pieles normales o sin problemas.

Este tipo de dermatitis cursa en brotes con lesiones eczematosas (granitos rojos, burbujas con líquido, placas de piel engrosada…). El número de brotes y su intensidad se va reduciendo con el paso de los años y puede pasarse de épocas sin brotes a otras con ellos más seguidos.

La dermatitis atópica tiene una base inmunológica ya que hay un desequilibrio en las células que mantienen las defensas del organismo y eso hace que el paciente reaccione de manera exagerada a estímulos ambientales (gérmenes, alérgenos, sequedad, determinados productos de limpieza, tejidos, geles…) y a estímulos emocionales (ansiedad, preocupaciones, cargas familiares o laborales, estrés…).

También tiene una base genética, lo que predispone a determinadas personas a desarrollar la enfermedad. Suele afectar a pacientes con antecedentes familiares o personales de dermatitis atópica, asma o rinitis alérgica.

Se puede presentar en diferentes etapas de la vida aunque lo habitual es que aparezca muy pronto:

* Bebés y niños
La gran mayoría de los pacientes tienen las primeras manifestaciones antes de los dos años y suelen aparecer a partir del tercer mes de vida.

Aparecen en las mejillas y cuero cabelludo aunque se pueden extender al resto de la cara y después por el tronco y extremidades.

* Adolescentes y adultos
No es lo habitual pero hay pacientes que presentan la enfermedad después de los 10 años. Suele manifestarse en la cara, la nuca, el pecho, los hombros, los pliegues y el dorso de las manos.

Los brotes serán persistentes pero a partir de los 30 años irán disminuyendo en intensidad. En el caso de estos pacientes la piel es muy sensible y los cambios anímicos y el estrés pueden hacer que aparezcan las lesiones o que empeoren las que ya tienen.

NUESTROS CONSEJOS


Con nuestros consejos se intenta mejorar las lesiones, reducir el picor y la inflamación. Siempre que la dermatitis sea leve, el tratamiento irá encaminado a hidratar y no irritar la piel:

Jabón Líquido:
Producto de higiene
Hidratante y Antialérgico
Los productos de higiene han de ser de poco irritantes y es recomendable
que no tengan perfume.

Las duchas y los baños deben tomarse en agua templada.

Conviene secarse sin frotar tras el baño.
Aloe First:
Loción Hidratante
con "poder antiséptico"

Después de la ducha o el baño conviene aplicarse un aceite o una crema hidratante.

Si se nada en agua salada, se aconseja usar una crema o loción hidratante al salir.

Si se toma el sol, habrá que emplear un fotoprotector adecuado para este tipo de pieles.



Loción Solar con SPF 30
Las uñas deben estar bien cortadas y limpias para evitar infecciones debidas al rascado.

Se recomienda que tanto la ropa de cama como la de vestir sea de tejidos naturales (algodón, lino…) y evitar las fibras sintéticas.


Detergente MPD:
Producto de limpieza multiusos
y para lavar la ropa.
¡Olvídate de los guantes!
A la hora de lavar la ropa ha de aclararse muy bien y se evitarán los suavizantes.

Los productos de limpieza suelen irritar, por lo que es conveniente usar guantes a la hora de realizar las tareas domésticas.

El polvo es un enemigo por lo que habrá que tener cuidado y será preferible evitar objetos en los que se acumula mucho como en las alfombras.

Los cambios bruscos de temperatura y el calor en exceso tampoco son buenos.

Conviene ventilar bien la casa y regular la temperatura de la calefacción sin que pase de 20 grados.

 

DOS PRODUCTOS DESTACADOS


El Aloe Vera es un humidificador perfecto para la piel.

Por una parte, gracias a su capacidad para transportar nutrientes e hidratar en profundidad facilitando su total absorción. Y por otra parte, debido a la acción de los polisacáridos contenidos que ejercen un efecto “barrera” impidiendo la pérdida del agua natural de la piel.

Es muy apropiado para las pieles secas y delicadas por la acción de sus componentes antibióticos, antisépticos, antibacterianos, hidratantes y antihistamínicos. Y todas estas propiedades, al favorecer la regeneración celular, mejorando la función de los fibroblastos (células pequeñas responsables de la formación del colágeno), convierten a esta planta muy útil para las aplicaciones en la cura de problemas de piel como la dermatitis atópica. 

Aloe Vera Gelly
Esencialmente idéntico al interior de la hoja de Aloe Vera, nuestro gel de Aloe 100% estabilizado Aloe Vera Gelly, lubrica, suaviza, hidrata, calma y acondiciona los tejidos sensibles rápidamente y de manera segura.

Preparado especialmente como aplicación tópica, el Aloe Vera Gelly es un gel de textura espesa, no grasa y translúcida que contiene humectantes e hidratantes. De rápida absorción por la piel, alivia sin manchar la ropa.

¡El compañero ideal del Aloe Vera Gelly para el cuidado de la piel es la Crema de Propóleo!

Crema de Aloe y Propóleo
El propóleo ayuda a combatir algunos tipos de bacterias, hongos y levaduras, además de evitar las infecciones en la piel.

Su notable capacidad cicatrizante, desinfectante y antiinflamatoria le hace indicado para afecciones de la piel como la dermatitis atópica. La clave de todas las propiedades curativas del propóleo se encuentra en los flavonoides que contiene, que son importantes regeneradores del daño celular debido a sus propiedades antioxidantes.

Nuestra Crema de Propóleo posee una rica mezcla de ingredientes que hidrata y repara la piel gracias al Gel Estabilizado de Aloe, además de poseer propiedades antibióticas naturales gracias al propóleo, y de ser beneficiosa por sus cualidades curativas naturales gracias a la manzanilla.

La Crema de Propóleo, es una excelente loción humectante de rica textura con una fragancia placentera beneficiosa para todo tipo de piel.


FLP ofrece una amplia gama de productos para el cuidado de la piel. ¿Te animas a probarlos?

ENTRA EN NUESTRO CATÁLOGO

 
 

¿Te ha sido útil este artículo?. Compártelo con cualquier persona en tus redes sociales favoritas. ¡Ayúdales a sentirse bien!