DIETA DEPURATIVA


Esta dieta depurativa o también conocida por dieta del día siguiente, ayudará a tu organismo a purificarse en dos o tres días.
Debemos optar por zumos de frutas, infusiones y sopas que ayuden a limpiar y deshinchar el cuerpo (son alimentos ligeros y más diuréticos). Además de saciar el hambre por más tiempo y contribuir a eliminar las toxinas que quedan de la digestión de otros alimentos, disminuyen la desagradable sensación de hinchazón.

Las mejores opciones...
Los zumos de fruta deben ser más diuréticos y menos calóricos como por ejemplo de papaya, piña, manzana, kiwis, naranjas, fresas, etc,. (sin añadirle azúcar).
Las infusiones deben contener propiedades diuréticas y relajantes como las de limón, camomila, té verde sin cafeína, té rojo, etc.
Hazte sopas con los siguientes ingredientes: zanahorias, calabaza, tomate, berenjena, cebolla, ajo, calabacín, coliflor, todos ellos son ricos en propiedades fitoquímicas naturales, que facilitan la acción de las enzimas hepáticas, promoviendo su depuración.
Hay que beber, como mínimo 2 litros de agua o infusiones al día.

Durante la depuración hay que evitar…
Grasas (especialmente las saturadas y/o hidrogenadas –como margarina no vegetal-.
Salsas y alimentos industriales.
Harinas refinadas (galletas, pan, etc,.)
Carnes rojas.
Dulces.
Bebidas alcohólicas.

La base de las dietas depurativas consiste en beber muchos líquidos (no azucarados), reducir el consumo de alimentos ricos en grasas vegetales y proteínas animales, como todos los productos procesados, decantándose por verduras crudas/orgánicas.

Como complemento a cualquier dieta es muy recomendable realizar algo de ejercicio, como caminar a diario, hacer bicicleta y realizarse tratamientos estéticos como los masajes reafirmantes y drenaje linfático. Estos tratamientos te ayudarán a mantener tonificada la piel y evitar la flacidez pareja a la pérdida de peso, así como a activar la circulación y facilitar la eliminación de toxinas.

Finalizada la dieta depurativa (que debe ser corta no más de 2-3 días), pues las dietas restrictivas que se alargan en el tiempo acaban por desnutrir el organismo y desaceleran el metabolismo), debe optar por una dieta equilibrada que mezcle alimentos con proteínas, grasas, hidratos de carbono y fibras, además de beber agua, zumos naturales e infusiones, que son fundamentales para garantizar el buen funcionamiento del organismo. Ponte en manos de profesionales que son los que mejor te asesorarán sobre el tratamiento y dieta más adecuado a tus necesidades.

DIETA DEPURATIVA
Esta dieta que os proponemos a continuación debe durar solamente de dos a tres días y su fin primordial es depurar nuestro organismo, favoreciendo el metabolismo y ejerciendo un efecto beneficioso sobre la salud.
Desayuno
Dos vasos de agua. Dos piezas de fruta. Un zumo de zanahoria y un yogur desnatado.
Comida
Sopa depurativa
Cena
Sopa depurativa

RECETA DE SOPA DEPURATIVA
1 RACIÓN (1 plato hondo). CALORÍAS 125 kcal.

INGREDIENTES:
Zanahoria o calabaza.
Ajo.
Cebolla.
Repollo.
Guisantes o Soja
Tomate sin piel.
Agua.
Un poco de sal.

PREPARACIÓN:
Poner todos los ingredientes ya cortados en un recipiente, cubrirlos con agua y poner el recipiente a hervir. Triturar las verduras y añadir el repollo. Finalmente, poner un poco de sal.