CÓMO CONSEGUIR UN CUTIS SIN IMPUREZAS


Puntos negros, rojeces, espinillas...para combatir estas imperfecciones tan habituales necesitas cuidar a fondo tu cutis y utilizar los cosméticos más adecuados para lucir un rostro perfecto.
ROJECES
Se trata de esas pequeñas manchas rojas que aparecen sobre todo en la nariz y las mejillas. La sufren sobre todo los cutis muy finos y delicados, con los vasos sanguíneos más visibles de lo normal.

Cuidados cosméticos: Para evitar que el problema vaya a más, utiliza productos especiales para pieles sensibles y evita el alcohol, el tabaco, las comidas fuertes y los cambios bruscos de temperatura.

Maquillaje: Los correctores en tonos verdosos neutralizan el tono rojizo de la piel. Extiéndelos con los dedos antes de aplicar el maquillaje.

Ayuda dietética: La levadura de cerveza refuerza los capilares, evitando este problema. También favorece depurar tu organismo.

PUNTOS NEGROS
Cuando la piel segrega un exceso de grasa, algunos poros se taponan y las secreciones se mezclan con las células muertas, apareciendo los puntos negros.

Cuidados cosméticos: La limpieza diaria ayuda a prevenir su aparición. Los productos más adecuados para ello son los que contienen ácido salicílico (favorecen la eliminación de células muertas), ácido hidroxiácido y retinol (exfoliante). Las mascarillas purificantes también resultan muy recomendables. Si, aun así, los puntos negros no desaparecen, acude a un centro de estética para que los retiren con todas las garantías de higiene.

Ayuda dietética: Los zumos de fruta caseros te ayudarán a depurar tu organismo y controlar el exceso de grasa. Los de naranja, Kiwi, limón y fresas son los más eficaces.

GRANITOS
Cuando el poro se obstruye y se infecta, aparece el antiestético grano. El mejor remedio es la prevención.

Ayuda cosmética: Si se trata de un problema esporádico, basta con extremar la higiene y utilizar una crema tratante con ingredientes como el ácido retinoico, zinc, ácido salicílico, etc. Si los granos afectan a gran parte del rostro o son muy molestos, es aconsejable acudir a un dermatólogo.

Maquillaje: Aunque lo más aconsejable en estos casos es no maquillarse, si lo que deseas es tapar un grano es un momento puntual, aplica un corrector directamente sobre la imperfección. También puedes utilizar el mismo que usas para tapar las ojeras o bien uno específico, de un tono amarillento. Si vas a usar base, elígela sin grasa.

Ayuda dietética: Si sufres este problema, toma alimentos ricos en vitamina C (cítricos, tomate, pimiento…), vitamina A (yema de huevo, pescado, leche…), vitamina E (aceite de oliva, frutos secos, etc,.) y azufre (ajo y cebolla).