CÓMO REJUVENECER EL CONTORNO DE OJOS

Esta es la zona más expresiva del rostro pero también la más delicada. Para preservar durante más tiempo su juventud y su belleza, asegúrate de que recibes los cuidados que necesitan.
1 COMBATE las arrugas
A la extrema fragilidad de la piel que rodea los ojos, se le suma la gran cantidad de movimientos que se ve obligada a soportar (parpadeos constantes, gestos al reir y al hablar...). Esto hace que sea en esta zona donde antes aparecen las temidas patas de gallo o arrugas de expresión.
La mejor ayuda en estos casos es utilizar a diario una crema específica para el contorno de ojos que ataque el envejecimiento cutáneo desde distintos frentes. En primer lugar, debe tener sustancias con efecto relleno para atenuar las arrugas, como el ácido hialurónico o el retinol. En segundo, agentes activos con efecto "lifting" y, finalmente, pigmentos que reflejen la luz para atenuar ópticamente las arrugas.
Cómo usar las cremas. Aplícalas una o dos veces al día, suavemente y sin restregar. Se trata simplemente de dar unos leves golpecitos sobre la zona.

2 APORTA firmeza a la piel
Con el paso del tiempo, la dermis se renueva cada vez más lentamente y la delicada zona de los párpados pierde su tonicidad de forma progresiva.
Para frenar este proceso es importante, en primer lugar, proteger la piel del sol, y que es el factor que más contribuye al envejecimiento cutáneo. Evita las exposiciones excesivamente largas y utiliza una crema de día con factor de protección. La mayoría de contorno de ojos con efecto antiedad incluyen sustancias reafirmantes en su composición.

3 ATENÚA las ojeras
Por regla general, las ojeras aparecen como consecuencia de ralentización de la circulación sanguínea en la zona. La sangre se estanca en los vasos sanguíneos y la piel adopta un tono verde azulado. A medida que va pasando el tiempo, la dermis pierde grosor y el tono se hace todavía más intenso. Cuando las ojeras son de color ocre-marrón, puede deberse a un exceso de pigmentación en la zona.
Qué hacer. En el primer caso, necesitas un producto redensificador para recuperar el grosor que ha perdido tu piel y, de esta manera, atenuar las ojeras. Si se deben al exceso de pigmentación, puede ser útil aplicar una crema despigmentante.
Los correctores antiojeras son una valiosa ayuda contra este problema. Utilízalos de color anaranjado si la ojera es violeta o verdosa y beige si es amarronada.

4 REDUCE las bolsas
Pueden aparecer de forma puntual (por la mañana, nada más levantarse) o instalarse de forma crónica, ya sea como consecuencia del exceso de grasa o bien por retención de líquidos. En este último caso, el origen es un drenaje linfático insuficiente.
Cuando se trata de grasa acumulada, la única solución es la cirugía. En el caso de la retención de líquidos, se aconseja la aplicación de productos para el contorno de ojos con agentes drenantes.
Maquillaje. Se disimulan aplicando sobre la zona un maquillaje un tono más oscuro que el resto y difuminando bien.

DESMAQUILLAR, UN GESTO OBLIGATORIO
Como el rostro, la piel del contorno de los ojos también necesita oxigenarse durante las horas de sueño. Si no retiras el maquillaje antes de acostarte, el envejecimiento cutáneo se acelerará a marchas forzadas.
No caigas en el error de utilizar en los ojos el mismo producto que usas para la cara ya que no está formulado para ello y lo único que hará será emborronar el maquillaje. Por el contrario, los desmaquillantes específicos para la zona retiran la totalidad del producto sin agredir la piel y respetando en todo momento el pH del lagrimal.