PREGUNTAS MÁS FRECUENTES SOBRE EL MAQUILLAJE

Para conseguir un maquillaje perfecto, no es necesario tener un arsenal de productos, basta con saber aplicarlos. Resuelve todas tus dudas ahora.
1- ROSTRO NATURAL E IMPECABLE
¿Qué base elegir?
Por regla general, se aconseja una base de maquillaje en un tono lo más parecido posible al color natural de la piel y en textura fluida. Los tonos oscuros y los productos muy cubrientes marcan las arrugas y añaden años. Si tienes la piel muy grasa, puedes optar por una textura en polvo.
¿Es necesario usar una prebase?
Se trata de un cosmético muy utilizado por los maquilladores profesionales. Aplicada antes de la base, alisa la piel y la prepara para fijar el maquillaje. Resulta ideal para fiestas y días especiales, ya que ofrece un resultado perfecto.
¿Qué pasa si el maquillaje queda demasiado oscuro?
Si no tienes tiempo para eliminarla y empezar de nuevo, basta con que apliques una fina capa de polvos sueltos en un tono algo más claro.
¿Qué es mejor, el corrector o el iluminador?
Tienen cometidos distintos. El corrector se aplica en las zonas oscuras de la piel (ojeras, manchas, arrugas de expresión...) antes o después del maquillaje para borrarlas ópticamente. El iluminador se extiende en diferentes puntos del rostro para darle una mayor luminosidad, pero no tapa los defectos.

2- COLORETE: MEJILLAS FRESCAS Y JUGOSAS
¿Qué color favorece más?
Dependerá del tono de tu piel. Si eres morena o ya empiezas a estar bronceada, elige un tono melocotón (si deseas luminosidad), o tostado (si deseas acentuar todavía más el tono oscuro de tu piel). Si tu piel es clara, elige tonos rosas o coral.
¿Qué queda mejor, el colorete líquido o en crema?
El líquido le da a la piel un aspecto fresco y natural y resulta ideal para rostros jóvenes. El colorete en crema se funde perfectamente y aporta hidratación, por lo que se aconseja en el caso de cutis normales y secos. El colorete en polvo se adapta mejor a las pieles grasas. Para un resultado óptimo, se aconseja aplicar previamente una capa de polvos traslúcidos.
¿Dónde debe aplicarse?
Dependerá del efecto que quieras conseguir. Para estilizar la forma del rostro (sobre todo si lo tienes demasiado redondo) aplica un tono más claro en la zona del hueso y otro más oscuro justo debajo, extendiéndolo en diagonal hacia la sien. Si deseas justo lo contrario, es decir, acortar un rostro alargado, extiéndelo en el centro del pómulo, trazando una especie de círculo.

3- UNA MIRADA EXPRESIVA Y SEXY
¿Cómo puedo lograr un trazo de eyeliner o de lápiz más firme?
Para que no te tiemble el pulso, apoya el codo sobre una mesa. Si usas lápiz, traza previamente pequeños puntos o rayitas a ras de pestañas y únelas después con un trazo continuo. Otra posibilidad es aplicar primero la máscara de pestaña para que éstas te sirvan de guía.
¿Qué puedo hacer para que las sombras me duren más?
Extiende una fina capa de base de maquillaje sobre los párpados antes de aplicarlas. Si tienes la piel grasa, elige sombras en polvo y aplícalas con el dedo.
¿Cómo puedo evitar los grumos en las pestañas?
Utiliza una máscara de buena calidad, cubriente pero fluida. Si aun así, sigues teniendo este problema, pásales un peine especial para pestañas inmediatamente después de maquillarlas.

4- LABIOS ATRACTIVOS Y CON VOLUMEN
¿Qué puedo hacer para que el color me dure más?
Puedes usar dos estrategias antes de aplicar el labial: extender polvos sueltos o bien colorear todo el labio con un lápiz perfilador. Además de conseguir una mayor fijación del producto, obtendrás un efecto muy sexy.
¿Cómo puedo disimular las arrugas que hay alrededor del labio?
Aplica un corrector antiojeras en todo el contorno, difuminándolo bien con la yema de los dedos. Conseguirás mayor luminosidad si perfilas los labios con un lápiz blanco o beige claro.

SIN PROBLEMAS
Ojos ahumados poco naturales
Para evitar excesos, aplica la sombra oscura hasta el pliegue del párpado (nunca hasta la ceja). Elige sombras en polvo y aplícalas con el dedo.
Corrector de ojeras demasiado evidente
Elige un corrector tan sólo un tono por debajo del color natural de tu piel y aplícalo después del maquillaje, difuminando bien.
Piel poco uniforme
Si los primeros rayos de sol te han bronceado de forma desigual, aplícate una hidratante con color o recurre al autobronceador.