CÓMO MEJORAR TU ESTADO DE ÁNIMO

Una carcajada a tiempo desdramatiza cualquier situación y ayuda a pensar de una forma más objetiva. Para obtener los máximos beneficios de la risa tan sólo tienes que hacer dos cosas: relajarte ¡y disfrutar!
El simple hecho de conectarnos con emociones positivas produce una descarga de energía muy beneficiosa para nuestro estado de ánimo y nuestra salud.

Y es que reírse con ganas es más que una demostración de alegría. Cuando lo hacemos, se activan las mismas zonas cerebrales implicadas en la consecución del placer. Por esta razón, nos sentimos más satisfechos, tranquilos y felices. La risa, además, relaja los músculos, nos ayuda a respirar más profundamente, aumenta nuestras defensas e, incluso, nos hace soportar mejor el dolor. Es, por lo tanto, una inagotable fuente de bienestar.

Hay muchas cosas que el buen humor puede hacer por ti. Si eres consciente de ello, te será más fácil sacarte todo el partido.
Alivia el enfado y la ansiedad
La risa es un tranquilizante sin efectos secundarios.
Dicen que la risa es una respuesta antagónica de la ansiedad. Esto quiere decir que genera una serie de beneficios: relajación, alegría, etc. que pueden aliviar sentimientos como la tristeza, la angustia o la ira. Y es que  estimula la producción de serotonina, una hormona con poder tranquilizante.
Ayuda a hacer amigos
A la hora de relacionarnos con los demás, una amplia sonrisa es la mejor carta de presentación. Es un lenguaje universal que nos servirá para romper el hielo y ofrecer una buena imagen de nosotros mismos. Cuando no sepas qué hacer o qué decir, sonríe. Tendrás mucho ganado.
Invita al amor
Las personas con sentido del humor suelen resultar más atractivas que aquellas que, a pesar de su belleza, son incapaces de entender una broma. La risa, además, establece una complicidad única en la pareja.
Aumenta nuestras capacidades
El buen humor también estimula la producción de adrenalina, la hormona de la creatividad y la imaginación. Al liberarnos de la tensión, nos desbloquea y nos permite mostrar lo mejor de nosotros mismos. Las personas divertidas derrochan inteligencia, ingenio y amabilidad. ¡No se puede pedir más!
Soluciona problemas
La risa nació como necesidad de comunicación en épocas en las que el lenguaje todavía no estaba muy desarrollado, ya que permitía llegar a un buen entendimiento y aliviaba la tensión. Ante una situación delicada, nos puede ayudar a desdramatizar.

TÉCNICAS PARA SACAR EL MÁXIMO PARTIDO DE LA RISA
Hay personas que tienen un gran facilidad para estallar en carcajadas mientras que hay otras a las que reír les cuesta lo suyo. Si te encuentras en este último caso, gana buen humor con estas sencillas recomendaciones.
Rodéate de personas simpáticas
Todos tenemos algún amigo o familiar "muy de la broma". Se trata de personas simpáticas y positivas que siempre logran arrancarnos una sonrisa, incluso en los peores momentos. Busca su compañía y serás más feliz. ¡No hay nada más contagioso que la risa!
Apúntate a "El Club de la Comedia"
Películas cómicas, series de televisión, revistas de humor, teatro...
Cualquier pasatiempo es bueno si te ayuda a olvidarte de los problemas y reírte a mandíbula batiente.
Recuerda momentos cómicos de tu vida
Si estás algo decaído/a, echa la vista atrás y rememora las anécdotas más divertidas de tu vida. De esta manera, recuperarás las buenas sensaciones que tuviste en ese momento y aliviarás tu malestar.
Trata de ver el aspecto divertido de las cosas
Ver la vida desde el prisma del humor te ayudará a desdramatizar ciertas situaciones y abordarlas con una actitud lo más positiva posible. En ocasiones, un punto de vista diferente puede quitarle hierro al más peliagudo de los asuntos.