SOBREPESO: ¿CUÁNDO HAY QUE PREOCUPARSE?

El aumento de peso de los niños, como el de la altura, no es gradual, sino que experimenta épocas en los que es más rápido que otras.
Aunque puede variar, lo más habitual es que se dé la siguiente progresión:

El primer añor: Es la época en la que la proporción de grasa en el cuerpo del bebé es mayor. Es normal, por lo tanto, que gane peso rápidamente a partir del nacimiento.

De 1 a 6 años: A partir del momento en que el pequeño empieza a andar, su cuerpo empieza a afinarse. Lo habitual, por lo tanto, es que se mantenga más bien delgado hasta esta edad. Pero mucha atención si el niño empieza a ganar kilos de forma rápida entre los 2 y los 5 años, ya que puede ser señal de sobrepeso. El pediatra, mediante la curva de percentiles, podrá diagnosticarlo.

De los 6 años hasta la adolescencia: A partir de este momento, se empieza a acumular más grasa, puesto que el cuerpo se está preparando para afrontar los cambios físicos de la pubertad.