HERRAMIENTAS DE TRABAJO PARA UN MAQUILLAJE PERFECTO

1) Brocha para aplicar la base de maquillaje; 2) Pincel corrector; 3) Brocha para polvos; 4) Brocha para rubor; 5) Pincel pequeño para mezclar pigmentos; 6) Pincel para sombra de ojos; 7) Pincel de precisión en ángulo y 8) Pincel de labios.
De poco sirve invertir en los mejores productos de maquillaje si no disponemos de los utensilios adecuados para aplicarlos. Una buena selección y manejo de estos accesorios te ayudará a potenciar todo tu atractivo, conseguir un acabado profesional y...¡ahorrar una buena cantidad de producto!
CUTIS PERFECTO
Lucir una piel resplandeciente con cero defectos en un tiempo récord es posible con estos accesorios.
Piel natural y satinada
Las brochas planas (como la número 1 de la imagen superior) y de pelo tupido facililan la aplicación de los fondos de maquillaje fluidos, cremosos o compactos. Su punta redondeada se adapta al relieve del rostro consiguiendo que el producto llegue a todos los rincones. Y todo ello sin desperdiciar ¡ni una sola gota de maquillaje!. Con esta herramienta conseguirás un acabado uniforme y satinado de cobertura media.
Rostro sin rastro de brillos
Si buscas una mayor cobertura de las imperfecciones, recurre a la esponja. Si la utilizas en seco, obtendrás un acabado mate y libre de brillos. Si la humedeces, el resultado será algo más ligero.
Mejillas a todo color
Las brochas de tamaño medio son las más indicadas a la hora de extender el colorete. Las de corte redondeado (como la número 4) encienden las mejillas con un solo brochazo. Las de corte oblicuo realzan y esculpen los pómulos, al depositar la dosis justa de color donde más se necesita.
Polvos sueltos
Para aplicar este producto con una suave caricia, los maquilladores profesionales utilizan las brochas gruesas, de pelo suelto y corte redondeado (número 3 foto), la  brocha Kabuki permite una suave aplicación de los polvos sueltos o los de sol. Si tienes la piel grasa o deseas un acabado más duradero, aplícalos con la borla, presionando la piel ligeramente.
Pasa la escoba
Los finos pelos y el perfil "serrado" de este pincel plano en abanico elimina con una amplia y rápida pasada el exceso de sombra de ojos o de colorete. También se utiliza para aligerar los polvos sueltos.

OJOS QUE ACAPARAN TODAS LA MIRADAS
Tu mirada ganará magnetismo empleando los siguientes utensilios.
Ojeras invisibles
A fin de aumentar la fijación y gastar una menor cantidad de antiojeras, conviene usar un cepillo corrector, muy similar a la brocha del fondo de maquillaje, aunque más pequeña (brocha número 2). Su acabado redondeado permite camuflar las sombras del lagrimal, lo que hará que tus ojos parezcan más grandes.
Párpados a todo color
Los aplicadores en esponja resultan ideales para extender y difuminar las sombras. ¿Quieres un resultado más intenso? Humedece la esponja o bien utiliza un pincel para sombras de ojos (brocha número 6) de pelo de pony. Los más anchitos son ideales para aplicar sombras claras por todo el párpado. Los más pequeños permiten una mayor precisión, de ahí que se usen para crear efectos especiales: delinear el contorno de los ojos -los de punta biselada dibujan trazos finos (brocha número 7)-, crear ahumados, etc.
Pestañas de anuncio
El cepillo para pestañas sirve para retirar los pegotes del rímel al tiempo que separa y alarga las pestañas hasta el infinito.
Cejas definidas
Aparte de domar los pelitos más rebeldes, los peines para cejas rejuvenecen la mirada. Si las peinas hacia arriba y hacia las sienes lograrás un espectacular efecto "lifting". ¡Pruéba y verás!.

LABIOS DELINEADOS Y DE COLOR DURADERO
Aunque algunos maquilladores prefieren aplicar el color con la yema del dedo, los más perfeccionistas se decantan por el pincel.
Máxima fijación
Pequeño, fino y acabado en punta, el pincel para labios (pincel número 8) aplica el color con una mayor precisión y fijación, gastando la cantidad justa de producto. Primero perfila la boca y, después, procede a maquillar el interior.

SABÍAS QUE...
Para texturas en polvo -colorete, polvos sueltos, sombras de ojos, etc.-, conviene utilizar una brocha de pelo natural, más suave.
Casan a la perfección con los productos de maquillaje de textura líquida o cremosa (fondos de maquillaje, correctores, sombras de ojos en crema, pintalabios, etc.) las brochas de pelo sintético.