AYUNO: DEPURACIÓN EN PROFUNDIDAD

Si se desea ayunar 1 o 2 días lo mejor es optar por una dieta de zumos, caldos vegetales e infusiones.
Existen diferentes modalidades, desde las más estrictas, en las que sólo se ingiere agua e infusiones, a las denominadas "parciales", en las que se toman algunos alimentos como fruta o verdura. Pueden limitarse a un único día o tomarse durante 5 o 10. Lo importante es ajustar el ayuno a las condiciones concretas de cada uno. Y si se lleva a cabo un ayuno largo (más de 3 días), lo aconsejable es hacerlo bajo supervisión médica. Si se tiene alguna enfermedad, debe consultarse siempre antes con el médico. También hay que tener en cuenta que no es conveniente lanzarse de golpe a realizar un ayuno total, sino ir acostumbrando a nuestro organismo mediante ayunos parciales.

¿CÓMO AYUNAR?
Antes
Cuatro días antes de iniciar el ayuno elimina de tu dieta los alimentos de origen animal; al día siguiente, los cereales y legumbres; el día anterior toma sólo frutas y verduras. A lo largo de esos 4 días también debes reducir progresivamente la cantidad de alimentos que ingieres.
El ayuno en sí
Durante 3 días, al levantarte, bebe un zumo natural de frutas, al mediodía toma un tazón de caldo vegetal (cebolla, apio, col, zanahoria...) y, por la noche, una infusión. Además, debes beber diariamente por lo menos 2 litros de agua.
Después
Repite la rutina que llevaste a cabo los días previos al ayuno, pero en orden inverso.

CALDOS, ZUMOS E INFUSIONES
Un trío ganador sobre el que se asientan tanto los ayunos como las dietas depurativas. Estas combinaciones te servirán como ejemplo:
Caldo
1 puñado de apio, 1 puñado de perejil, 1/2 docena de puerros. Hierve todo en 1 litro de agua durante 10-15 minutos. Cuela y deja enfriar.
Zumos
Licua 225 gr. de zanahorias, 2 tallos de apio, taza y media de zumo natural de naranja, 1 rodaja grande de sandía y 2 hojas de menta.
Infusiones
Diente de león, cola de caballo, té verde, aloe vera, etc.

Lo más habitual es las curas depurativas es basar la dieta durante algunos días en zumos, caldos, frutas y verduras variadas. Recomendamos el uso combinado con otros complementos como el zumo de áloe vera.

VERDURAS Y FRUTAS DEPURATIVAS
Manzana
Tiene un alto contenido en pectina, un tipo de fibra con acción absorbente que ayuda a eliminar toxinas.
Fresa
Clásica de las dietas depurativas de primavera, es diurética, ligeramente laxante y favorece la desintoxicación.
Puerros
Contiene mucha fibra y son diuréticos.
Apio
Es diurético y favorece el tránsito intestinal gracias a su alto contenido en fibra.
Alcachofa
Diurética y laxante, tiene un gran poder depurativo.
Uvas
Estimulan el funcionamiento de hígado, riñones e intestinos.
Limón
La vitamina C y el limoneno le confieren propiedades depurativas.
Cebolla
Al ser diurética y ligeramente laxante, favorece la eliminación de toxinas y evita la retención de líquidos.
Borraja
Es un alimento diurético y depurador. Puedes elaborar con él un caldo para tomar antes de las comidas o comer sus tallos hervidos.
Granada
Un buen diurético, con pocos azúcares, mucha fibra, vitamina C y antioxidantes.
Espárragos
Con mucha fibra, potasio, vitamina C y ácido fólico. Sus propiedades diuréticas favorecen la eliminación de toxinas a través de la orina. La punta del espárrago es la parte que concentra más vitaminas.
Piña
Estrella en cualquier dieta, por su alto contenido en agua y su poder diurético.