FOREVER FIBER: LA FIBRA QUE APORTA BENEFICIOS A NUESTRO ORGANISMO




El aporte adecuado de fibra, además de facilitarnos el tránsito intestinal tiene efectos muy beneficiosos en nuestra salud. ¿Quieres saber cuáles? Te los mostramos a continuación. 
 
 
La fibra no es más que un hidrato de carbono que el cuerpo no puede digerir, ya que las enzimas digestivas no tienen acción sobre ella, por lo que no se absorbe y pasa íntegra a lo largo del digestivo.
 
Podemos diferenciar dos grandes grupos:
  • La fibra soluble: forma una especie de gel, aumentando de forma significativa su volumen y su capacidad para circular por el intestino, reduciendo el tiempo de tránsito intestinal, algo muy beneficioso para nuestra salud; sí es fermentada en el colon por su flora, lo que provocará ácidos grasos de cadena corta, que se absorberán y podrán utilizarse para proporcionar energía.
  • Fibra insoluble: que se excreta tal cual. Es capaz de aumentar la movilidad intestinal.
QUÉ BENEFICIOS NOS APORTA LA FIBRA?
Dentro de una dieta sana, variada y equilibrada, no hay duda que la fibra se convierte en un componente nutricional ciertamente esencial, dado que optar por alimentos ricos en este componente y en definitiva por seguir una dieta rica en fibra ayuda a prevenir una grandísima diversidad de trastornos y enfermedades.
 
Mientras que a menudo asociamos la fibra con el apoyo a la función digestiva, la fibra ofrece beneficios significativos para el cuerpo en general:
  • Energía: aunque menos de los nutrientes (2kcal/g), el uso de fibra por la flora intestinal supone un pequeño aporte de energía después de comer.
  • Saciedad: sobre todo la fibra soluble al retener agua, aumentando su volumen y provocando distensión del estómago, una señal que el organismo interpreta como llenado y que hay que parar de comer. Es especialmente importante para aquellos con un programa de control de peso, porque controlan el apetito, los antojos y la ingesta de calorías. 
  • Retrasa el vaciamiento gástrico: esto tiene una consecuencia muy importante y es que los nutrientes se absorberán poco a poco.
  • Ayuda a mantener niveles normales de azúcar en sangre: resulta adecuada para los enfermos de diabetes. La fibra retarda la absorción de los carbohidratos por lo que ayuda a disminuir las subidas de azúcar en la sangre que tienen las personas con diabetes. Estudios en Tejas demostraron que la ingestión diaria de fibra soluble e insoluble servía para regular positivamente los niveles de azúcar en pacientes diabéticos.
  • Reducción del tiempo de tránsito intestinal: al regular el peristaltismo, la fibra ayuda a impedir la aparición de descomposiciones intestinales, producidas por la actuación de las bacterias patógenas sobre las heces. Esto es debido a que la ingesta de fibra facilita la colonización de bacterias saludables en el intestino. Cuando los residuos alimentarios se mantienen durante mucho tiempo en el intestino es más probable que las bacterias no beneficiosas se desarrollen con mayor cantidad lo que produce putrefacciones intestinales y conlleva dolores de vientre, hinchazón abdominal, flatulencias, etc. Es fundamental para evitar el estreñimiento.
  • Facilita la defecación: Ayuda a reblandecer las heces y facilita su expulsión, evitando la aparición de hemorroides. Unas heces más blandas posibilitan la expulsión de las mismas sin dolor y sin que se produzca sangre.
  • Disminuye la absorción de colesterol: la fibra ayuda a bajar el nivel de colesterol en la sangre, evita la reabsorción del colesterol intestinal producido por la bilis para la digestión de los alimentos. Atrapa el colesterol que se encuentra en el intestino evitando que este pase a la corriente sanguínea, al retenerlo con ella es elimidado con las heces. Se ha comprobado que la ingestión de fibra disminuye los niveles de colesterol hasta un 10%.
  • Apoya la función cardiovascular: al reducir el nivel de colesterol supone una reducción del riesgo de sufrir enfermedades de corazón como la mala circulación y prevención de accidentes vasculares (arritmias, arteriosclerosis, embolias, flebitis, hipertensión, taquicardias, trombosis, etc.).
  • Previene enfermedades relacionadas con el sistema digestivo: como el Síndrome de Intestino Irritable (SII), diverticulosis, diverticulitis y cada vez se investiga más su papel en la prevención de cáncer de colon, ya que evita que sustancias cancerígenas estén mucho tiempo en contacto con la mucosa intestinal.
  • Apoya el sistema inmune: los científicos reconocen que hasta el 70% o el 80% de la función inmune en el cuerpo se asocia con el tracto gastrointestinal, la fibra puede apoyar al sistema inmune a través de sus beneficios para la función digestiva. 
Los expertos recomiendan que consumamos hasta 30 gramos de fibra al día para una salud y función digestiva óptimas, pero por desgracia, la mayoría de la gente sólo consume aproximadamente la mitad de esa cantidad.
 
Forever Fiber es una mezcla patentada de cuatro tipos de fibra, y ofrece una manera conveniente de añadir un poco de fibra a la dieta: espolvoreando sobre los alimentos, mezclándolo con Forever Aloe Vera Gel u otra bebida, o añadiéndolo a la botella de agua!
  
Forever Fiber proporciona 5 gramos de fibra de rápida disolución, de sabor suave, sin gránulos y sin glúten en una bolsita muy práctica. El equivalente a casi 1 ½ tazas de arroz integral o 2 rebanadas de pan integral tostado.
¡PRUÉBALO HOY MISMO! 


Forever Fiber
  Mezcla de cuatro tipos de fibra de rápida disolución. 30 sobres
22,00 €
    DISPONIBLE TAMBIÉN EN:


¿Te ha sido útil este artículo? Compártelo con amigos, familiares, conocidos y cualquier persona en tus redes sociales favoritas. ¡Ayúdalos a sentirse mejor!